•  Una bohemia con nuevos aires
    Una bohemia con nuevos aires
Normativa que entró en vigencia en marzo de 2013 ha permitido limpiar el ambiente que las familias y los no fumadores por años no pudieron disfrutar en los espacios cerrados de los locales. Si bien para los comerciantes fue difícil, lentamente notaron los beneficios de invertir en nuevas instalaciones.

Pese al fuerte lobby de la industria tabacalera en Chile, el 1 de marzo de 2013 entró en vigencia la nueva Ley de Tabaco, que consagró el derecho a vivir en espacios 100% libres del humo de cigarrillo. La normativa prohíbe el consumo de tabaco en espacios públicos cerrados como pubs, restaurantes, galerías, discotecas, teatros, cines y casinos de juego.

Bajo esta premisa y a casi un año de la puesta en marcha de esta normativa, que más que prohibir a los fumadores permitió resguardar a quienes no fumaban y que por años fueron fumadores pasivos, determinamos hacer una evaluación del funcionamiento de la normativa desde el punto de vista sanitario y comercial, teniendo en cuenta que los dueños de restoranes y locales nocturnos fueron más reticentes a la nueva legislación.

Evaluación sanitaria

Los especialistas señalan que el humo que respiran los fumadores activos y pasivos contiene más de 4 mil sustancias con propiedades tóxicas, irritantes, mutágenas y carcinogénicas que van produciendo un efecto acumulativo que conduce a enfermedades. Algunas de ellas, las menos graves, se pueden presentar tempranamente; las más graves toman tiempo y se manifiestan después de 10 a 15 años de estar fumando.

El cardiólogo de IntegraMédica Santiago, Alejandro Szabo, especialista en el tema, plantea que la ley ha sido una normativa positiva, ya que representa el paso inicial en la lucha contra el tabaco y el impacto que éste tiene en la salud pública de nuestro país. “El hecho de que exista esta ley propone un marco regulatorio en cuanto a los lugares habilitados para fumar y restringir más en cuanto a lo educacional que es el tabaco”.

Aunque, el profesional añadió que “si bien el tabaco tiene una ley que lo restringe y está regulado por el Instituto de Salud Pública o por el Ministerio de Salud, falta algún marco regulatorio en cuanto a los precios en Chile de la cajetilla de cigarros, que son más baratas comparadas con los países donde se ha regulado, por ejemplo, Estados Unidos y que es algo a lo que se debe apuntar si se quiere seguir en cuanto a la lucha contra el tabaquismo a nivel poblacional en lo que respecta al país”.

La seremi de Salud, Else Haeberling, destacó que la Ley de Tabaco en chile se implementó justamente porque había cifras en la cual Chile era el peor de América. “Día a día estaban muriendo alrededor de 46 personas por culpa del tabaco, las mujeres chilenas eran las más fumadoras de América, los jóvenes también, esto hizo que se implementara esta ley que en un principio pensamos que iba a tener algún tipo de rechazo, pero con el tiempo hemos visto que ha sido sumamente provechosa” puntualizó Haeberling.

La autoridad sanitaria insistió en que la ley no prohíbe a los fumadores que lo hagan, pero en cambio lo que evita es que los no fumadores tengan que estar expuestos al humo del tabaco. “Se ha visto en estudios que hay alrededor de 4.000 componentes del humo del tabaco que, incluso, son más dañinos para la persona que está respirando este aire alrededor que para la persona que está fumando”.

Ficalizaciones

Uno de los puntos relevantes de la normativa antitabaco es la fiscalización. Las cifras de la Seremía de Salud indican que desde la entrada en vigencia a febrero de 2014 ellos han realizado 732 fiscalizaciones y han cursado 11 infracciones bajo esta normativa. “Desde que se implementó la normativa, el 1 de marzo de 2013 hasta ahora febrero, hemos realizado 732 fiscalizaciones y de ellas solamente hemos constatado 11 infracciones, las que se han comunicado al Juzgado de Policía Local porque con esta nueva ley, fiscalizan nuestros funcionarios y los de las municipalidades, pero resuelve la infracción el juzgado local y la multa que éste aplique es en beneficio del municipio donde fue cursada”.

En el desglose, una de las denuncias corresponde a la comuna de Illapel, dos a Los Vilos, dos en Salamanca, dos a Ovalle y cuatro fueron cursadas en Coquimbo. La mitad de ellas está relacionada con la venta de productos no autorizados y el resto se debe a presencia de colillas de cigarrillos en lugares prohibidos o a verificación de olor a humo en dichos espacios.

En la otra vereda

Si bien los dueños de establecimientos dedicados al rubro de la entretención como pubs, restoranes, discotecas y similares tuvieron ciertas aprensiones a la puesta en marcha de la ley, con el paso del tiempo comprendieron las bondades de la normativa, no sólo para ellos como locatarios, sino que también para los clientes y trabajadores. Sin embargo, ese tránsito fue complejo y lo precedió un costo de inversiones importante, ya que algunos, por ejemplo, remodelaron sus locales para cumplir con la nueva normativa y con sus exigentes clientes.

Paulina Hernández, presidenta de la Cámara de Comercio de La Serena, planteó que como organización aún no han hecho un estudio de evaluación al respecto, pero lo que hemos podido notar es que las ventas no han disminuido y que ha sido un proceso de adaptación.

“No podríamos decir si esto es gracias o no a la ley de tabaco, ya que la mayoría implementó otro sistema como las terrazas o mesas afuera, siempre pidiendo la debida autorización al municipio. Por lo tanto, no creo que haya influido de mayor manera, además que el público también se ha ido adaptando a eso, entonces una persona no va a dejar de ir a un lugar, ya que es una ley y es en todos los lugares igual, si les gusta un sitio van a seguir yendo, ya que perfectamente pueden fumar en el exterior”.

Uno de los locales que invirtió en contar con un espacio para fumadores adecuado en su terraza es el pub y restorán Huentelauquén de la Avenida de Mar. De hecho, Javier Jorquera, su dueño, califica la normativa como extraordinaria. “Primero porque los mejores lugares desde el punto de vista comercial los aprovechábamos al máximo con la gente que fumaba y al fin y al cabo eran los lugares con mejores vistas, con atención directa y al resto, las familias y los niños, los castigábamos porque no podían estar en ese lugar”.

Y añadió que “en cambio, ahora se reguló y hubo un cambio de espacios y eso nos obligó a los empresarios a invertir más ‘lucas’ para también agasajar un poco a los fumadores, tuvimos que hacer terrazas. Se trata de inversiones tremendas, pero valió la pena porque estamos siendo un poco más civilizados”.

En tanto, en el centro de la capital regional, uno de los locales más visitados por los jóvenes es el pub Rock & Sicodelia, que pese a no haber hecho una transformación física de su espacio, la ley permitió que cambiara el aire, pero no el estilo. Allí, su dueño, Jorge Chavéz detalló que pese a que hubo una disminución en un principio, progresivamente se fue normalizando. “Fue una adaptación rápida de toda la gente que prefiere al local por el estilo, no les costó, no hubo reclamo, fue una adaptación, de ponerse de acuerdo con los meseros y decirles que cuidaran las mesas al momento de salir a fumar”.

Y agregó que tras la implementación de la ley, una de las cosas que se vio beneficiada fue la cocina de su local, ya que la gente comenzó a consumir en mayor cantidad lo que ofrecía la carta. “La gente me ha dicho que ahora van más al local porque el ambiente no está tan viciado y de hecho de que no se fume se consumen tres o cuatro veces las tablas que incluye en la carta”.

Más pesimista es la visión de la presidenta de la Cámara de Comercio de Coquimbo, Marviola Rivera, quien plantea que pese a la ley no se podrá obligar a la gente a que deje de fumar si han adquirido ese hábito.

“Varios locales hicieron inversión cuando salió la primera ley y ahora con este cambio se han visto afectados, pero todos sabemos que esto pasa por el tiempo y la educación, hay gente a la que nunca podrás obligar a que deje de fumar porque han adquirido ese habito y es difícil que se vaya, lo que sí puedo decir es que al comercio lo ha afectado hondamente, sobre todo al pequeño comercio. Las prohibiciones traen mayor mercado informal y grave, están vendiendo un tabaco que no es controlado, tabaco que viene del extranjero que ni siquiera cumple con las normativas”.

Lo que se espera

Según indicó la seremi de Salud, la idea de esta ley es llevar a los fumadores pasivos del actual 10% -que es lo que ellos contabilizan- a un 0%, es decir que no haya fumadores pasivos de aquí al año 2020. “Otro de los objetivos que tenemos es disminuir la conversión de jóvenes en adictos al tabaco, o sea reducir este 46% a un 20%, disminuir la tasa de consumo de fumadores menores de 18 años, al menos del 30% y bajar la tasa de las embarazadas que fuman, de un 20% a un 10%, son cifras bastante ambiciosas, pero como vamos y como se ha visto la aceptación de esta normativa por parte de la comunidad, creo que el año 2020 vamos a tener tal vez mejores resultados que estos”, concluyó Haeberling.

En tanto, Alejandro Szabo señaló que es importante destacar que al cumplirse un año de la ley, también sale el informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que mantiene a Chile como la población más fumadora de América.

“Tanto en adultos como en menores de 15 años no deja de sorprender que la prevalencia de consumo de tabaco anda más o menos en un 41% y en los menores de edad entre los 13 y 15 años, que es algo alarmante, alcanza una prevalencia importante con registro de más del 35%. Y más aún, teniendo en cuenta que en un año mueren más o menos 14 mil chilenos por causas atribuibles al tabaco,” detalló Szabo.

Incidencia en la salud pública

••• Está estudiado que el tabaco es el causante del 84% de las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas, el 55% de las muertes por enfermedades cerebrovasculares o sea, en realidad, el tabaquismo produce un daño enorme y además de producirlo, la persona que estaba fumando lo estaba produciendo en el fumador pasivo que estaba al lado del fumador.
Según el cardiólogo Alejandro Szabo, el impacto del tabaco es tal que hablando sólo de cáncer, representa el 30% de todas las muertes por esta patología, y además señaló que el tabaquismo en cuanto a las enfermedades cardiovasculares es mucho relevante de lo que se cree. “Por ejemplo, si fumas tienes 10 veces más posibilidad de desarrollar un infarto de miocardio o sea un infarto al corazón. Más o menos el 75 u 80% de mortalidad por procesos pulmonares es debido al tabaco, es decir procesos pulmonares crónicos como enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfisema, bronquitis crónica, entonces no es poco importante el impacto que tiene sobre la salud pública de un país”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X