Crédito fotografía: 
El Día / Archivo
Desde el Departamento de Migraciones y Policía Internacional La Serena detallaron que se concretaron más de veinte expulsiones, dos de ellas de carácter voluntario, mientras que el resto por vía judicial.

La migración sigue en el ojo del huracán. Según datos de la Policía de Investigaciones (PDI) en el 2020 hubo 13 mil ingresos clandestinos al país, pese a las restricciones de movilidad por la pandemia del covid-19.

La cifra consignada ayer por El Mercurio constituye la más alta de los últimos tres años. En ese sentido, y pese a que en la Región de Coquimbo el fenómeno no se produce como en el extremo norte del país, hay ciertas situaciones que han encendido las alarmas.

En septiembre del año pasado las autoridades regionales ya expresaban su preocupación por la llegada de migrantes desde pasos no habilitados, en meses donde la curva de contagios comenzaba a descender.

En diciembre, la imagen de familias de extranjeros pidiendo dinero en las calles de la conurbación generó un intenso debate al interior de las propias agrupaciones migrantes, las que acusaron vulneración de derechos de los menores “utilizados” para esos fines.

Y, el hecho que quizás retrata el aumento del flujo de extranjeros irregulares por la zona se registró la semana recién pasada, en un control en Las Cardas, cuando se detectaron 14 ciudadanos de nacionalidad venelozana (8 adultos y 6 menores) al interior de un furgón con destino a Santiago. 

A raíz de esto, desde la Gobernación Provincial de Elqui comentaron que no es posible realizar un catastro de migrantes en situación irregular o que hayan ingresado al país de manera clandestina a menos que se haga una denuncia formal en la PDI.

Las cifras

El subprefecto Cristian Müller, jefe del Departamento de Migración y Policía Internacional de la PDI en La Serena detalló que durante el año 2020, en la conurbación La Serena-Coquimbo, se cursaron 460 denuncias, de las cuales 450 correspondieron a ingresos clandestinos, los que no fueron a través de pasos fronterizos de la zona, sino que de otras regiones.

Además, desde ambas comunas se concretaron 22 expulsiones del territorio nacional, de ellas dos fueron de carácter voluntario, mientras que el resto por vía judicial.

Minuta del ministerio del interior

Las cifras consignadas por el matutino se basan en una minuta elaborada por el Ministerio del Interior, documento que compara los ingresos con años anteriores. 8.050 en 2019,  6.310 en 2018 y 2.903 en 2017.

El listado lo encabezan los extranjeros provenientes de Venezuela, seguido por haitianos, colombianos y bolivianos.

La semana pasada el presidente Sebastián Piñera firmó un decreto para que fuerzas armadas apoyen al control de la migración ilegal por medio de pasos no habilitados en el norte del país.

El mandatario recordó que hay más de 32 puntos clandestinos en la frontera con Bolivia y más de 18 con Perú.

El objetivo es combatir el narcotráfico y el crimen organizado,  pero también la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes que efectúan determinadas bandas.

Para el sociólogo del Instituto de Políticas Públicas (IPP) de la Universidad Católica del Norte, Andrés Hurtado, la migración debe ser entendida como un derecho humano y no como un problema de seguridad nacional.

“En lugar de un control militar de fronteras, debería velarse por generar procesos migratorios simples y transparentes. Más control no evita la migración, por el contrario, la empuja a la informalidad. En lugar de criminalizarlo, debería gestionarse con un enfoque de derechos humanos y la clandestinidad no sería necesaria”, dijo.

El profesional aclaró que estos pasos en la frontera son exitosos, justamente, porque la legislación migratoria chilena empuja a los migrantes a recurrir a ellos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X