• Foto Cedida
  • En la imagen aparece junto a Rafael de España y a Eduardo Ravani, director de TV y miembro del Jappening con Ja.
  • En su trabajo como comunicador se relacionó con artistas de gran nivel, como Rafael, los miembros del Jappening con Ja, entre otros.
  • En un recorte de archivo, a la izquierda, Carlos Thenoux junto a los Prisioneros, los que muchas veces alojaron en su casa.
El actual concejal de La Serena partió a los 14 años, haciendo radio de manera aficionada y con los años se transformó en un profesional y dueño de un canal de televisión.

Juan Carlos Thenoux Ciudad, de 54 años, en la actualidad es concejal de la Serena representando al Partido Radical. Sin embargo, su vida ha estado ligada a las comunicaciones, particularmente a través de radio y televisión.

Conocido por ser de largas conversaciones e inquieto en cada actividad que realiza, su historia es parte del desarrollo de las comunicaciones en la región.

A los 14 años se sienta por primera vez frente a un micrófono y desde entonces ya no se alejará nunca más del mundo de las informaciones. Algo impensado, ya que cuando nació sufrió serios problemas de salud, al punto que a los seis meses recibió la extremaunción, tras ser bautizado por las posibilidades que tenía de fallecer por problemas respiratorios.

Como alumno del Seminario Conciliar, el profesor Mario Venegas nota que Thenoux tiene algunas condiciones artísticas y lo mete a un taller de teatro, donde conoce a un compañero de colegio, Charles Ducró González, hijo de un famoso de la región, conocido como “El Duende Mickey” y “un día me fui a estudiar a su casa para una prueba y este caballero me dice mira, estoy trabajando en un radioteatro, ya que hacía un programa que se llamaba ‘Arriba Dormilones’ y me invita a acompañarlo. Lo grababan a las siete de la tarde, así que partimos con el Charles a la Radio Cooperativa y le ayudábamos al papá a meter bulla, nos reíamos cuando contaban un chiste, aplaudíamos, hacíamos toda la bulla que había que hacer en un radioteatro. Después se le ocurre hacer radioteatros históricos y yo le dije que me gustaba escribir y empecé a escribir los radioteatros y a hacer voces”, recuerda Carlos Thenoux.

Como los resultados fueron buenos, un amigo lo invitó a hacer lo mismo en Radio Nacional. Fue y presentó algunos radioteatros, pero no históricos, sino de situaciones domésticas que inventaba y comenzó a hacer voces también. En una de esas, Jorge Martínez, director de la radio, le propone que haga un programa juvenil y así parte con su primeros programas. “Siguiendo los pasos de mi mentor, Duende Mickey, saco un programa que se llamaba el Cucú Madrugador, muy al estilo de Arriba Dormilones. Ahí siempre saludaba a todos los internos de los colegios, del Seminario Conciliar sobre todo y sin querer estaba llegando a todos los militares. Entonces me mandaban cartas para que saludara a algún militar por un apodo y al final se convirtió en un programa humorístico que andaba bastante bien. Era a las seis de la mañana, después de eso me iba a la casa, me daba una ducha y a las siete y media estaba tomando desayuno y yéndome al colegio”.

Continúa narrando que ya cursando tercer año medio, la radio le ofrece trabajar con un contrato, por lo que tomó la determinación de hablar con sus padres y señalarles que se quería salir del Seminario Concilar e irse al Liceo Gregorio Cordobez, donde tenía la oportunidad de estudiar una jornada y no todo el día como ocurría en el Seminario. “El Padre Visigalli me pegó un par de cachetadas, me trató de traidor, me dijo ‘pucha, te dimos todo el cariño acá y te vas’, pero yo le dije que me gustaban las comunicaciones. De hecho, yo tenía a cargo la radio del colegio y era presidente de curso. Hice un trato con mi padre: Si me iba bien en el colegio, terminábamos bien la gira de estudios, me autorizaba como regalo, a cambiarme de liceo. Yo me acuerdo que el profesor Cabezas, que era el director del Liceo Gregorio Cordovez, tenía a sus hijos en el Seminario Conciliar y le llamó mucho la atención y me dijo, ‘si tienes buenas notas, eres alumno destacado, por qué te vienes’. Le dije, porque me da la posibilidad de trabajar en una radio y yo quiero trabajar en radio. Y formé también la radio del Liceo Gregorio Cordovez. Así que seguí trabajando en la radio Nacional, donde, además, hice el Festival de la Canción del Liceo Gregorio Cordovez. Estaba saliendo de cuarto año medio”, cuenta.

Ese último verano llegó a la zona el actor del Jappening con Ja, Fernando Alarcón, a quien le ocurre un hecho desagradable en el hospital,  donde no fue bien atendido y lo trataron mal por lo que fue a la radio a denunciar. Por coincidencia lo atendió Carlos Thenoux, lo que es el punto de inicio de una amistad. Como Alarcón decidió volver a la capital, Carlos Thenoux lo convence de que ofrezcan algún espectáculo a la comuna de Vicuña que estaba de aniversario. “Le ofrecimos un paquete a la municipalidad, les gustó y nos contrataron, animamos juntos, hicimos sketchs y le caí en gracia y me dijo que tenían una academia TV College y habla con mis padres para que me bequen e irme a estudiar televisión en forma gratuita”.

 

ESTUDIOS Y TRABAJO

Tras salir de cuarto año medio y tras conocer a Fernando Alarcón, convenció a su padre para irse a estudiar televisión a Santiago, pero le pusieron como condición que además estudiara otra carrera, por lo que ingresó al DUOC a estudiar publicidad profesional.

Esa profesión le permitió ingresar a trabajar a algunos sellos discográficos haciendo carátulas de discos, afiches.

Posteriormente comienza a promocionar artistas y termina metido en Chilefilms con todo el rock latino y los grupos chilenos y argentinos, donde trabaja con Chino Urquidi, Jorge Mackenna, conoce a mucha gente y a artistas, lo que se transforma en una experiencia inolvidable, ya que debían montar espectáculos en todos los estadios del país y codearse con todas las figuras de la época.

En ese tiempo su hermano mayor, Manuel, estaba como director de Radio Guayacán y también realiza actividades y eventos con ese medio, aprovechando los contactos que manejaba. “Recuerdo que justo estaba pegando el rock latino y yo tenía a los artistas al lado mío, compartíamos el bus. De hecho, con Miguel Mateos vinimos a La Serena y vivimos un montón de anécdotas. Así, la Radio Guayacán tenía la exclusividad de todos los artistas para las entrevistas. De ahí sale el programa ‘Top 100’ y comienzo a ligarme más y cuando vino todo el tema de la dictadura y se puso muy complicado en Santiago, mis padres me dijeron, no, te vienes”.

Pero no se vino a descansar, ya que con su hermano toman la radio cien por ciento ya de oposición a la dictadura. Hacen una alianza con Radio Cooperativa y transmitían el informativo de la radioemisora capitalina, lo que implica ir cuesta arriba con una serie de limitaciones que les ponen los militares por ser de oposición.

 

TRANSMISIÓN DEL PLEBISCITO

Estando ya establecido de retorno en la zona y en Radio Guayacán, se preparan para transmitir el plebiscito del Si y el NO.

Carlos Thenoux, al recordar estos hechos, señala que cuando lo invitan a ofrecer charlas les dice a los estudiantes y a los jóvenes que “hacer periodismo en esos tiempos no era como hoy. A veces con una ametralladora en la garganta. Muchas veces Julio Fajardo me pasaba un cassette y yo pensaba que estaba bromeando al sentir un fierrito en mi cuello. Pero no, era un sujeto encapuchado que me decía ponga esto. Algunas veces entraba a la Radio Gayacán y estaban amordazados todos los funcionarios. Muchas veces nos apuntaron con ametralladoras y dos veces nos pusieron bombas bajo el auto (que fueron detectadas a tiempo), pero fueron noticia nacional. Yo expuse mucho mi vida, por eso a veces me molesta mucho la actitud de los políticos, porque no sufrieron lo que sufrimos nosotros para lograr la democracia y yo nunca me aproveché de eso. Después muchos me ofrecieron cargos, irme a Santiago, pero yo dije no, yo quiero vivir la democracia. Esto, porque yo fui de los que vivió en el Seminario Conciliar cuando vino el golpe e iban a buscar a compañeros de curso, a los hijos de tal persona que andaban buscando los militares y eran muy chicos. Yo decía no, esos son mis compañeros, mis amigos”.

Recuerda que cuando se hace la campaña para el plebiscito, en Radio Guayacán se preparan para darle cobertura, pero como era una radio de oposición, imaginaban que sufrirían cualquier tipo de intervención,  censura o atentado para que no salieran al aire y así fue, porque ese día les cortaron los teléfonos, la electricidad, los intervinieron.

Sin embargo, Thenoux, suponiendo que esto pasaría, se preparó y “me recuerdo que Óscar Rojas tenía una agencia de viajes acá en La Serena, en calle Prat y nos escondimos adentro con candado, ahí pusimos la radio y transmitimos vía teléfono a la casa de Carlos Yusta (en Coquimbo) que quedaba a la vuelta de mi casa. Le tiramos el cable del transmisor y lo mantuvimos con un equipo electrógeno. Y efectivamente ocurrió. Nos cortaron las líneas telefónicas, la luz, todo y la radio seguía transmitiendo y no entendían cómo andábamos con móviles, cómo sacábamos Radio Cooperativa al aire. Pasaban patrullas por calle Prat y nadie sabía que estábamos encerrados con candado en un local comercial. Cuando ganó el NO, volvimos a la Radio Guayacán y me tocó salir con un megáfono, porque había más de cinco mil personas vitoreándonos”, cuenta el actual concejal.

 

LA TELEVISIÓN

Después del triunfo del NO, le ofrecieron que se fuera a trabajar a Canal 8, desafío que acepta y se aleja de Radio Guayacán. Una vez dentro de este canal regional, comienza a hacer un matinal y también programas juveniles, con lo que comienza a aumentar su experiencia en medios de comunicación, especialmente en la TV.

Al inicio de la democracia, en 1992 se suma a la Radio Amistad como fundador y a Radio Finísima. Comienza a tener sus propias radios en Huasco, Vallenar y Vicuña.

Ya como emprendedor inaugura la Discoteca Galaxia, que era el punto de encuentro de la juventud de los 90.

Posteriormente, ya estando casado, Nibaldo Mosciatti le ofrece que se vaya con él a trabajar a Concepción con un excelente contrato, vende todo lo que tenía hasta ese momento y decide comenzar de nuevo en la ciudad penquista.

Llegando a Concepción asume como director de una de las tres radios que tenía Mosciatti, la Punto 7. Además tenía la Gabriela y la Bío Bío, conjuntamente con un canal de TV. “Trabajé en esa radio, aprendí mucho, pero el clima no me acompañó, llovía a cada rato. Yo estaba en un departamento muy rico, con chimenea, bien atendido, pero quedaba la crema y tenía que partir para la radio y el clima comenzó a afectarme, entonces dijimos no, no es para nosotros, además que sufro de sinusitis. Por eso volvimos”.

A su retorno se encontró con que ya no existía Canal 8 ni Telenorte, nada. Se reúne con unos amigos de radio Cooperativa que tenían el Canal 2 Rock and Pop y acordaron hacer un programa de turismo, pero como el canal no se veía en la región, fueron a hablar con los profesionales de VTR para que transmitieran el programa, pero allí le dijeron que no querían programación de Santiago, si les presentaba un programa con cosas locales, lo podrían transmitir por un canal de servicios que estaban sacando.

Thenoux tomó el guante, se fue al Hotel Francisco de Aguirre y pidió que le facilitaran un espacio allí para emitir un programa de televisión.

Así parte con un programa de conversación y posteriormente VTR le propuso un informativo y otros contenidos, lo que afianza al canal de VTR, el que se traslada a la exestación de trenes.

Se hace responsable del canal de servicios, pero le dicen que tiene que independizarlo, así nace THEMA, que son las siglas de los apellidos de él y de su esposa. Thenoux y Mánquez, el que se convierte en un canal de TV digital. THEMA cumple 21 años el próximo 25 de enero.

 

LA POLÍTICA Y EL MUNICIPIO

Si bien ha sido un hombre ligado estrechamente a las comunicaciones desde los 14 años, hace cuatro años, después de apoyar al alcalde de La Serena, Roberto Jacob, en su campaña para enfrentar las primarias donde venció a Raúl Saldívar, Jacob le pide que lo acompañara en el municipio y se postulara como concejal por el Partido Radical, colectividad a la que pertenece el edil.

Acepta el desafío y sale electo como concejal. Tras cumplir su primer período es reelecto, cargo que asumió hace un par de días y se apresta a iniciar esta nueva empresa, pero insiste en que sigue siendo un comunicador. “En mi visión de cómo veo la política pública, la veo desde el punto de vista del comunicador, me cuesta desde el punto de vista del político, yo tengo muchas contradicciones con la política. De hecho, al primer año de concejal me quería ir, porque dije esto no es para mí”, pero superó esa situación y hoy tiene un equipo de trabajo con profesionales que lo aconsejan. 

No comparte la actitud de las autoridades que trabajan poco, pero se ponen para la foto o regalan una torta, pero tienen poca gestión.

Dice que en su segundo período se abocará a temas medioambientales y a la transparencia.

Sin reparos dice que su candidato es Alejandro Guillier.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X