• El diputado Francisco Eguiguren en la reunión con el ministro del Interior.
Crédito fotografía: 
El Día
El parlamentario de la región de Coquimbo, junto a otros diputados de RN, presentó al ministro del Interior, Andrés Chadwick, una batería de proyectos de ley contra las denominadas "incivilidades", que afectan a diario la sana convivencia ciudadana.

Tres proyectos de ley para combatir las denominadas "incivilidades", dieron a conocer recientemente al ministro del Interior, Andrés Chadwick, algunos parlamentarios de RN, entre los que figura el diputado por la región de Coquimbo, Francisco Eguiguren.

De hecho, Eguiguren llegó hasta La Moneda, acompañado por su pares Karin Luck y Sebastián Torrealba, para darle a conocer al secretario de Estado una batería de proyectos de ley tendientes a elevar las multas a quienes hagan rayados de muros, sean sorprendidos bebiendo alcohol o consumiendo drogas en la vía pública.

Junto a estas iniciativas, los parlamentarios esperan presentar después al Congreso otros proyectos de ley para incrementar las multas a quienes orinen en la vía pública o hagan fiestas con excesivo volumen, que afecten la sana convivencia entre los vecinos.

Tras el encuentro con el ministro del Interior, Eguiguren señaló que la idea es seguir trabajando para el beneficio de las ciudades, comunas y regiones, a objeto de que estén cada día más limpias y ordenadas, exentas de rayados, basura y malos olores, evitando el consumo de alcohol y drogas en la vía pública, y la emisión de ruidos excéntricos, que no dejen dormir y vivir en paz a los vecinos.

“Hemos tratado de abordar todos esos temas que a la gente tanto le preocupa, porque nadie le ponía el cascabel al gato. Además, estos proyectos de ley consideran incentivos económicos para quienes denuncien, de manera que todos tengamos participación y podamos vivir en ciudades más ordenadas, limpias y agradables”, explicó el diputado.

Por ejemplo, en el caso de quienes fueran sorprendidos rayando bienes muebles o inmuebles de dominio  público o privado, sin la debida autorización del propietario o administrador correspondiente, serán sancionados con la pena de reclusión menor en su grado mínimo y multas de 20 a 50 unidades tributarias mensuales. En el caso de las personas que denuncien estas malas prácticas, recibirán un premio equivalente al 20% de la multa pecuniaria.

De acuerdo a Eguiguren, el dinero que se recaude a través de las multas irá en directo beneficio de las arcas municipales, justamente para ser utilizado en el cuidado y mantención de cada ciudad, que es el fin último de este tipo de iniciativas: “Estamos viviendo en un mundo de derechos, pero que también exigen deberes, y uno de los deberes más importante es que todos nos comprometamos con un mejor país, región y comuna”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X