Crédito fotografía: 
Romina Navea
El uniformado al que se atribuye el disparo no asistió a la audiencia por encontrarse con licencia médica. Los otro cuatro imputados terminaron con firma mensual arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima.

Por Romina Navea, El Ovallino

Por apremios ilegítimos fueron formalizados los carabineros involucrados en los hechos ocurridos en día sábado 19 de octubre, cuando Benjamín Huerta, de 23 años, sufrió un disparo por parte un funcionario policial a la altura de la ingle, luego de que intentara defender a otra persona en la primera manifestación realizada en Ovalle en el marco del estallido social.

Hasta el Juzgado de Garantía llegaron cuatro de los cinco carabineros imputados, en donde el Ministerio Público relató los hechos que se atribuirían a los uniformados.

Uno de los imputados, el cual tendría mayor participación y quien se atribuye la autoría del disparo, no asistió a la audiencia tras encontrarse con licencia médica. Es por ello, que la formalización se centró en quienes habrían propinado golpes post disparo al interior de la Tercera Comisaria de Ovalle.

“Tienen que ver con situaciones constitutivas que entendemos nosotros como apremios ilegítimos en dos de los casos por propinarle golpes y en los otros dos casos por tratos degradantes al tomar fotografías cuando se encontraba en la situación que referí en la formalización”, explicó la fiscal del caso Rocío Valdivia.

El juez de la primera sala del Juzgado de Garantía de Ovalle, acogió las medidas cautelares solicitadas por la Fiscalía, quedando los cuatro imputados con firma mensual en la Tercera Comisaría de Ovalle, arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima.

Noticia en desarrollo...

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X