Los jugadores, el argentino Gonzalo Saucedo y el norteamericano Modou Lamin Jadama, se encontrarían ejerciendo actividad remunerada sin los permisos que otorga la Gobernación de Elqui

Sorpresa causó en el entrenamiento de Coquimbo Unido la presencia de detectives del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de la PDI. Es que se dejaron caer en el Complejo Las Rosas, donde entrena el primer equipo, para realizar una fiscalización a los extranjeros que defienden la camiseta aurinegra.

“A todos ellos se le solicitó la documentación que acreditara su condición en el país, sorprendiendo a dos de ellos sin los requisitos que les permitiese ejercer labores remuneradas, por lo que fueron infraccionados por no cumplir con la Ley de Extranjería”, indicó el subcomisario Hugo Astroza, jefe de Extranjería y Policía Internacional.

Los extranjeros infraccionados corresponden al argentino Gonzalo Saucedo y el norteamericano Modou Lamin Jadama, quienes fueron denunciados de manera inmediata a la Gobernación de Elquí.

“A los jugadores se les requisaron los documentos y fueron citados al cuartel de la PDI. El ciudadano argentino tenía visa de turista por lo que no puede ejercer actividades remuneradas, mientras que el futbolista norteamericano tenía su visa de trabajo vencida, siendo su último empleador Blanco y Negro”, señaló Astroza.

“No tenemos nada que ocultar, ya que la PDI sólo vino hacer su trabajo de fiscalizar a los extranjeros y tenemos que arreglar la situación de Mou Jadama, ya que su pase es de Blanco y Negro y llegó esta semana”, reconoció el rerente de Operaciones de Coquimbo Unido, Eduardo Medina.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X