Crédito fotografía: 
Javiera Sánchez
El Juzgado de Garantía decretó la prisión preventiva por riesgo para la seguridad y por la multiplicidad de delitos, lo que fue criticado por la representación del capitán Luengo.

La defensa del capitán Ricardo Luengo de la Segunda Comisaría de Carabineros Coquimbo, apelará a la decisión del Juzgado de Garantía de decretar la prisión preventiva para el uniformado, que la tarde de este martes fue formalizado por torturas y apremios, entre otros delitos perpetrados en el marco del estallido social.

“Discrepamos totalmente con el fallo. Entendemos que no existió la fundamentación adecuada, por ejemplo, para dar por establecida la existencia de la multiplicidad de ilícitos que se agregan en un plazo de dos semanas, donde la Fiscalía sostiene que se han cometido seis ilícitos, en circunstancias en que cuando solicita la formalización, lo hace solamente por apremios ilegítimos y una presunta detención ilegal”, señaló al terminar la audiencia la abogada Fabiola García.

Lee También: "Por apremios y torturas en protestas, carabinero de Coquimbo queda en prisión preventiva"

En detalle, el Ministerio Público le imputa a Luengo dos delitos de apremios ilegítimos, uno de torturas, detención ilegal, falsificación de instrumento público y obstrucción a la investigación, por los cuales se determinó decretar la cautelar de privación de libertad.

“Aquí hay un fallo absolutamente deficitario, que no se pronuncia ni aborda ni cumple con los parámetros del artículo 140, letra A, que da por establecidos los ilícitos por los cuales fue formalizado y por eso vamos a apelar”, agregó García.

A juicio de la abogada, hubo una “investigación sesgada” por parte del Ministerio Público y aseguró que la pretensión de su defendido “es que salga a la luz la verdad (…) y a lo que aspira el señor luego y demandamos del ministerio público es objetividad en la persecución penal y no sesgada, que en definitiva solo trata de incriminar”, sostuvo.

El caso

Según los antecedentes del caso, el primero de los hechos investigados ocurrió el 20 de octubre, cuando Carabineros detuvo a un manifestante de 28 años de edad, quien se encontraba grabando una manifestación con su celular en calle Aldunate.

El joven denuncia haber sido agredido con golpes de puños y pies en la Segunda Comisaría, momentos en que el capitán Luengo habría efectuado un disparo con un arma de fuego, perforándole el costado derecho de la espalda baja.

El segundo caso es el del periodista Leonardo Silva, hechos que se conocieron  a través de redes sociales, cuando realizaba una transmisión en vivo y en directo.

Un registro en video muestra el momento en que fue controlado cerca de las 21 horas del 22 de octubre, procedimiento en que se habría hecho uso excesivo de la fuerza policial por parte del imputado, pese a la cooperación del profesional con el requerimiento.

En la audiencia de formalización, el fiscal Germán Calquín aportó testimonios de testigos, víctimas y registros audiovisuales. El juzgado fijó un plazo inicial de 180 días para la investigación formal del Ministerio Público, en la causa de la cual el INDH participa como parte querellante.

Luengo pasará a cumplir con la medida cautelar en la Sexta Comisaría de Carabineros Las Compañías, en la comuna de La Serena. Se espera que durante los próximos días la defensa recurra a la Corte de Apelaciones de La Serena para intentar cambiar la cautelar.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X