• Campesinos de El Arrayán denuncian  el robo y faenamiento de sus caballos
    Campesinos de El Arrayán denuncian el robo y faenamiento de sus caballos

A lo menos 7 caballos ya les han robado y faenado a los habitantes del sector Quebrada de El Arrayán en la zona rural denominada La Villa, en el Valle de Elqui.
Ayer fueron dos los agricultores a quienes les robaron tres equinos y los faenaron para llevarse su carne, dejando en el terreno sólo las cabezas, las patas y parte del cuerpo, completamente desmembrados.
Los afectados tienen la teoría de que tiene que ser gente de los alrededores, ya que al actuar demuestran que conocen perfectamente cómo están distribuidos las parcelas y sus corrales, se desplazan por los caminos interiores de noche y nadie alcanza a notar su presencia.
Explican que esto viene sucediendo hace dos meses y que los robos siempre han ocurrido de noche y cuando hay luna llena, por lo que piensan que utilizan la luz de la luna para desplazarse. También estiman que se deben mover de a pie por los caminos para realizar la faena y que la carne la deben cargar en algún vehículo que los debe esperar en algún lugar, ya que no creen que puedan cargar tanto peso por un largo trecho.
Explican que han estampado las denuncias pertinentes, pero hasta el momento no han obtenido ninguna respuesta.
Los afectados en esta oportunidad fueron Sergio Torres y Francisco Olivares, a quien el día 3 de mayo ya le habían robado dos caballos y ahora nuevamente le sacaron dos animales desde sus corrales y se los mataron para huir con la carne.
Se queja que para él es toda una pérdida, puesto que ya son cuatro los caballares que le sustraen, ya que anteriormente dos de sus yeguas corrieron la misma suerte.
Según el agricultor son caballos que utilizan en las labores del campo, para montar y movilizarse.
Sergio Torres Díaz, el otro de los afectados en esta ocasión, sufrió la pérdida de uno de sus equinos y mencionó que tenían la impresión que se trataba de personas de los alrededores, puesto que conocían muy bien los caminos y han cortado las cercas en puntos precisos. “No es gente de afuera, porque conocen todos los caminos y actúan de noche, siempre que hay luna llena para poder ver”, dice.
Pascual Maluenda coincide con sus vecinos en el sentido de que tienen que ser cuatreros de los alrededores los que están actuando impunemente, “tienen que ser tres o cuatro personas, creo que los matan cerca para salir a la carretera y llevárselos en algún vehículo. Carabineros sospecha que son de aquí”, sostiene con convencimiento.
Cuenta que hace poco, durante la noche le sacaron dos de sus animales del corral, para lo cual cortaron la reja que cierra su parcela, pero que él al otro día cuando los fue a alimentar vio que no estaban en el establo y los encontró en las cercanías, con sogas en sus cuellos. “Parece que pasó alguien y se asustaron y los dejaron ahí”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X