Crédito fotografía: 
Diario Universidad de Chile
La decisión fue de manera unánime y ahora será revisa en particular, donde se podrían ingresar indicaciones que modificarían detalles de la iniciativa.

El Senado aprobó en general este martes el proyecto de ley para que haya paridad de género y se garantice la participación de independientes en la convención constituyente en el caso de que en el plebiscito de abril se decida enterrar la actual Constitución, heredada de la dictadura militar.

Por 40 votos a favor y ninguno en contra, la iniciativa fue aprobada, pero todavía está pendiente de votarse en particular por artículos, cambios que tendrán que volver a revisarse de vuelta en la Cámara de Diputados en un tercer trámite legislativo.

"La incorporación de las mujeres a la vida política, social y económica ha sido difícil. Por eso debemos garantizar el equilibrio de género en este proceso constituyente y llegar al 8M con paridad asegurada", dijo la senadora Carolina Goic (DC).

"La representación de las mujeres en la escena política es el principal déficit de la democracia en Chile (...) Necesitamos asegurar un proceso constituyente donde todas las voces sean escuchadas", aseguró por su parte la senadora opositora Ximena Ordenes (PPD).

Más de 14,5 millones de ciudadanos están llamados a decidir el próximo 26 de abril si se da portazo a la actual Constitución y, en ese caso, qué órgano redactará el nuevo texto: una convención mixta de diputados y ciudadanos electos o una asamblea escogida solo para ese fin.

"Se hace necesario derribar barreras culturales. Las mujeres deben tener cabida y se les debe entregar, por primera vez, una representación equitativa a sus ideales y convicciones", apuntó durante la discusión del proyecto el senador Rafael Prohens (RN).

Según un estudio publicado esta semana por el Ministerio de la Mujer, el 40 % de los candidatos al Congreso fueron mujeres en las últimas elecciones pero tan solo el 22,6 % logró un asiento en la Cámara Baja.

"Las mujeres hemos estado siempre invisibilizadas, con doble carga y subrepresentadas", agregó Isabel Allende (PS).

El plebiscito es una de las principales apuestas del presidente Sebastián Piñera, para desactivar la grave crisis social que estalló en octubre, que es la más grave en tres décadas y ya ha costado la vida a al menos 27 personas, además de provocar miles de heridos.

La actual Carta Magna, reformada más de 40 veces, está considerada por muchos como el origen de las grandes desigualdades del país por haber favorecido la privatización de servicios básicos como la educación, la sanidad o las pensiones.

Según la última encuesta Cadem, el 74 % de los chilenos votará a favor de una nueva Ley Fundamental y un 52 % apoyará una convención constituyente y un 43 % una convención mixta.

Aunque las manifestaciones han perdido fuerza, sigue existiendo descontento en las calles y la crisis parece lejos de solucionarse, pese a las medidas sociales anunciadas por el Gobierno y al plebiscito.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X