Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Eliminar la obligatoriedad en el uso de mascarilla por ejemplo, sería prematuro debido a que aún se registran muchos casos nuevos y muertos. Además, habría que evaluar el cómo y el cuándo del mensaje que se le entrega a la población, ya que la infraestructura hospitalaria e idiosincrasia chilena son diferentes a la europea. Eso sí, ya habríamos pasado el peak de contagiados por ómicron.

“Convivir con el COVID”. Este el nombre del plan anunciado por el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, que incluye el fin de las cuarentenas para las personas contagiadas y de las pruebas gratuitas generales para la detección del patógeno. Exámenes que solo se ofrecerán sin costo para sintomáticos pertenecientes a grupos vulnerables. 

“Eliminaremos todas las restricciones domésticas que quedan en la ley (…) ya no será obligatorio autoaislarse si se da positivo. Y también pondremos fin a la prestación de ayudas para el autoaislamiento, aunque se podrá seguir reclamando el subsidio de enfermedad durante un mes más”, indicó. 

Estrategia que va en la línea de lo dispuesto por Dinamarca. Es así como su ministro de Salud, Magnus Heinicke, sostuvo que el SARS-CoV-2 dejó de ser “enfermedad crítica para la sociedad” y en consecuencia, decidió levantar la mayoría de las medidas sanitarias. 

Y si, en ambos territorios ya no es obligatorio el uso de mascarilla. 

Más allá de que después de la implementación de estas disposiciones los casos nuevos, hospitalizados y muertos aumentaron en el país escandinavo, la decisión abrió el debate entre los expertos y la ciudadanía debido a la “fatiga pandémica”. 

Consultado al respecto, el titular del MINSAL, Enrique Paris, afirmó que “no es el momento de dejar las mascarillas ni relajar las medidas”, por el complejo escenario epidemiológico que enfrenta Chile a causa de la variante ómicron. Todavía más, señaló que mientras fuese ministro de Salud, no se suspenderá el uso del cubrebocas. 

Decisión compleja 



“En cada uno de los lugares donde se ha vivido la pandemia, si bien hay un factor común que han sido los infectados, hay distintas realidades en términos de infraestructura y de cobertura sanitaria. Sin embargo, estas disposiciones han sido prematuras porque aún existe un alto porcentaje de mortalidad. Es una decisión compleja”, manifestó la directora de la Escuela Técnico de Enfermería de Nivel Superior de la Universidad De Las Américas (UDLA), Beatriz Arteaga.  

De esta manera, aseguró que a diferencia de lo sucedido en Europa, donde el aumento y descenso de contagiados fue brusco, en el país este ha sido lento, en forma de meseta y no en una caída rápida. 

“Por lo tanto, tenemos que ser muy cautelosos al tomar decisiones (…) eliminar cualquier medida de protección es prematuro, porque aún seguimos teniendo muchos casos nuevos y fallecidos. No podemos relajarnos”, agregó la académica. 

Por su parte, la infectóloga pediátrica y jefa del vacunatorio de Clínica Universidad de los Andes (UANDES), María Luz Endeiza, aseveró que en algún minuto Chile también relajará sus medidas sanitarias, pero no aún no es el momento. 

“Porque hay muchos casos activos (…) tenemos que ver cómo evoluciona el número de contagiados y también cómo cambia entrando al invierno, porque tratamos de replicar lo que pasa en el hemisferio norte al mismo tiempo y hay que pensar que estamos en otra época del año”, complementó. 

Igualmente Endeiza cuestionó si serviría quitar disposiciones y ante un recrudecimiento del COVID-19, volverlas a implementar. 

“Uno tiene que ir para adelante y para atrás como ha sucedido con el Plan Paso a Paso, de acuerdo a la circulación del virus (…) hay que pensar en cuál será el mensaje más adecuado para la población y la idiosincrasia que tenemos. El momento tiene que ver también con eso. Otra cosa importante, entiendo que es un poco ilógico exigir mascarilla cuando se hace deporte al aire libre, pero a la gente le cuesta entender cuando usarla o no”, dijo. 

¿Pasamos el peak? 



Otra de las temáticas contingentes acerca del SARS-CoV-2, es cuándo se alcanzará el máximo de contagiados diarios. En este sentido, Enrique Paris, señaló que el país ya alcanzó el peak el pasado 11 de febrero, cuando se registraron más de 38 mil infectados. 

“Se esperaba un peak de 43 mil infectados, sin embargo ya no llegamos a esa cifra…pero sí podemos esperarlo en invierno (…) las proyecciones epidemiológicas se basan en estudios y en gatillantes que permiten predecir este tipo de fenómenos”, manifestó el profesor de Técnico de Nivel Superior en Enfermería de la UDLA, sede Viña del Mar y quien ha participado frecuentemente en el traslado de pasajeros graves por este tipo de coronavirus, Jaime Álvarez. 

Asimismo, añadió que “este virus se va a volver endémico. Uno de los microrganismos que conviven con nosotros hace ya mucho tiempo, solo que tenemos que esperar la evolución de ómicron porque con las temperaturas actuales, este virus no prolifera como lo haría en invierno. Estos patógenos recrudecen en esa época”. 

Consecuencias

Discusión sobre el relajamiento de las disposiciones sanitarias de las que se hizo parte la Organización Panamericana de la Salud (PAHO). Es así como la directora de la entidad, Carissa Etienne, indicó que la complacencia en torno al uso de mascarillas, los viajes y las reuniones en lugares cerrados creó una oportunidad perfecta para que ómicron se propagara rápidamente por toda la región y subieran los fallecimientos. 

“Las medidas reducidas de salud pública fueron insuficientes para reducir la escala de esta ola. Y ahora nos enfrentamos a las consecuencias: un aumento de las infecciones que está provocando un incremento de las muertes”, sostuvo. 

Cabe subrayar que las naciones americanas notificaron 3,3 millones de casos nuevos y más de 34.000 decesos relacionados con el patógeno en la última semana.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X