Crédito fotografía: 
Cedida
El titular de Educación agregó que “el efecto del covid ha sido tremendamente complejo, y como país tenemos que empezar a trabajar bajo una lógica".

En un seminario organizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Ministerio de Educación (Mineduc), un representante de la entidad internacional abogó por el regreso presencial a clases.

Este partes por la mañana el ministro de Educación, Raúl Figueroa, participó junto a Andreas Schleicher, director de Educación y Habilidades de OCDE en el seminario “Abrir las Escuelas: Estamos a Tiempo”.

El tema principal del foro recayó en la importancia que tiene para el país el volver a clases, aun cuando falten pocos meses para cerrar el año escolar.

En la oportunidad, el representante de la OCDE fue enfático al sostener que es necesario volver a clases lo antes posible, sumándose a lo sostenido por Unesco y Unicef y además, respaldó la gestión que se ha realizado desde el Ministerio de Educación, señalando que “nada puede reemplazar el contacto entre estudiantes y docentes”.

“La escuela lo puede hacer por un tiempo, pero cada día que se pierde de escolaridad va a tener un muy alto precio para los estudiantes de nuestras sociedades. Nuestras sociedades están polarizadas, porque el cierre de nuestras escuelas ha llevado desigualdades que hemos visto antes”, advirtió.

Durante su presentación, Schleicher analizó el contexto mundial e indicó que “1.500 millones de estudiantes de todo el mundo quedaron excluidos de sus escuelas. Algunos de ellos pudieron continuar su educación aun con las escuelas cerradas a través de oportunidades de aprendizaje remoto. Pero muchos permanecieron excluidos cuando cerraron sus escuelas, en particular los de los grupos más marginados, que no tenían acceso a los recursos de aprendizaje digital o carecían del apoyo, la resistencia y el compromiso para aprender por sí mismos”.

Por su parte, el titular de Educación agregó que “el efecto del covid ha sido tremendamente complejo, y como país tenemos que empezar a trabajar bajo una lógica, que la suspensión de clases no puede transformarse en una medida permanente, por definición es una medida transitoria, y es así porque si bien fue necesario tomarla para paliar los efectos del covid”.

“Los efectos de esta suspensión son demasiado evidentes y el impacto que produce en los alumnos es también lamentablemente negativo en una mirada global, y por eso tenemos que seguir haciendo estos esfuerzos y poner la reapertura de las escuelas como un objetivo y seguir el ejemplo de los países del hemisferio norte como viviendo rebrotes han adoptado una serie de medidas restrictivas, pero manteniendo siempre las escuelas abiertas”, añadió Figueroa.

Asimismo, el director de Educación y Habilidades de OCDE también realizó un importante reconocimiento al trabajo que han realizado los docentes durante la crisis sanitaria.

“El bienestar estudiantil está en el núcleo de esto. Se han elaborado estrategias sólidas para entregar apoyo a los estudiantes que se han visto afectados por esta situación. Esto no se debería dejar de lado. Con ello el rol de los docentes se ha expandido, deben ser tutores, diseñadores del entorno cambiante, por ello su trabajo es cada vez más importante, más relevante”, afirmó Schleicher.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X