Crédito fotografía: 
Senado 7 Referencial
La oposición continúa trabajando en un documento para hacer cambios al cuarto retiro y aseguran que van a plantear "alternativas" para modificar el segundo adelanto de rentas vitalicias. El panorama para que el proyecto se vote antes de las elecciones se ve cada vez más lejano y no ven con malos ojos llegar a una comisión mixta.

Este viernes se reunirá el Comité Parlamentario para definir en qué momento el cuarto retiro del 10% será discutido en su votación en general en el Senado.

Mientras tanto, la oposición sigue trabajando en un documento de acuerdo, en uno de los últimos intentos del bloque opositor, y en particular de la candidata presidencial y senadora DC, Yasna Provoste, para lograr el apoyo de los 24 senadores de oposición que necesita el proyecto.

Se ha hablado de varios caminos, como por ejemplo bajar el tope de retiro de 150 a 100 UF y también definir lo que sucederá con el adelanto de rentas vitalicias.

De hecho, desde hace varias semanas se ha indicado que esto último es uno de los elementos que podría sufrir cambios o derechamente ser eliminado, lo que ha causado molestia en algunos diputados de oposición.

Si bien se ha hablado de un grupo de avanzada integrado por Ricardo Lagos Weber, Carlos Montes y Ximena Rincón, la senadora DC se encargó de precisar que el llamado a responder las consultas es Pedro Araya, presidente de la Comisión de Constitución, quien estaría a cargo de articular un grado de acuerdo dentro de la oposición.

Otro de los impulsores de la iniciativa es el PPD Guido Girardi, quien incluso llamó públicamente a Carolina Goic a “sumarse a una causa superior”, ante el público rechazo de la senadora DC al cuarto retiro.

Al respecto, la senadora Loreto Carvajal, quien no sólo ha defendido la rápida aprobación del cuarto retiro, sino que debe hacerse lo antes posible a través de una señal contundente para que el proyecto sea puesto en tabla para el próximo martes.

 

El efecto electoral del cuarto retiro

No obstante, ese ánimo no es compartido por todos los senadores, debido a que algunos consideran que la discusión del cuarto retiro no tiene un efecto electoral y que al final todo depende de una posición personal de cada senador.

En esa línea, Alejandro Navarro fue bastante crítico asegurando que lo que era la Concertación, lo que fue la Nueva Mayoría y lo que ahora es Nuevo Pacto Social, se juega su relevancia en ser capaz de articular un acuerdo en torno al proyecto.

En el oficialismo, en tanto, la senadora UDI Luz Ebensperger volvió a reiterar sus críticas en torno a que hay un interés electoral y que incluso no está puesto el foco en que el proyecto del cuarto retiro sea lo mejor posible.

El Gobierno, por su parte, fue bastante duro con la oposición. El ministro de la Segpres, Juan José Ossa, afirmó que los senadores y diputados que han impulsado esta iniciativa deben hacerse responsables de los efectos económicos que ya se están percibiendo.

 

Un panorama complejo

Fuentes de Radio Bío Bío en la oposición han señalado que efectivamente el panorama se ve cada día más difícil para que el cuarto retiro termine su trámite antes del 21 de noviembre.

En todo caso, también se reconoce que el camino de una comisión mixta a través de un hipotético rechazo en la Sala del Senado durante la próxima semana, podría agilizar un poco más el trámite.

Sin embargo, la traba definitiva será la petición de suspender o al menos generar sesiones extraordinarias de Sala al comienzo de la semana del 15 de noviembre, para terminar de votar el proyecto antes de las elecciones.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X