Crédito fotografía: 
Captura
Tras las palabras del su abogado defensor, Tomás Ramírez, señala que el constituyente no padece VIH, como se especuló ampliamente luego de que en su mismo testimonio indicara que falseó su dolencia para evitar el estigma que ésta acarrea.

A poco más de una semana de que se conociera la verdad, Rojas Vade aún no aclara su verdadero diagnóstico. Se trata de un tema que ha generado tensiones incluso entre sus partidarios, considerando que se hicieron rifas a su beneficio y otros tipos de aportes monetarios para que pudiera costear el tratamiento de su supuesto cáncer.

En su primera declaración, el convencional aseguró no padecer leucemia y afirmó que mintió para ocultar su verdadera enfermedad.

Desde entonces sólo guardó silencio y su real diagnóstico se mantiene en absoluta reserva.

El testimonio del denominado “Pelao Vade” ha sido replicado en medios de comunicación por su abogado defensor Tomás Ramírez, quien también ha sido discreto al respecto.

Y pese a que -en conversación con BioBioChile- se negó a dar detalles de la salud de su paciente, sí dio luces que permiten desestimar rumores que comenzaron a circular inmediatamente tras la revelación de Rodrigo Rojas.

Según aseveró escuetamente a este medio, la dolencia de Rodrigo Rojas no está cubierta por el Auge.

De sus palabras, se desprende que el constituyente no padece VIH, como se especuló ampliamente luego de que en su mismo testimonio indicara que falseó su dolencia para evitar el estigma que ésta acarrea.

Tal como se puede ver en el sitio de la Superintendencia de Salud, el Plan de Acceso Universal de Garantías Explícitas de Chile (AUGE) cubre 85 patologías, entre las que se encuentra el síndrome de la inmunodeficiencia adquirida VIH/SIDA, por lo que ésta no sería la enfermedad que padece el activista.

Por lo que se desprende de las palabras del jurista, Rojas Vade tampoco tendría una enfermedad renal crónica etapa 4 y 5, Diabetes Mellitus (tipo I o II), Retinopatía diabética, depresión, Fibrosis quística, Esclerosis múltiple remitente recurrente, Hepatitis crónica por virus hepatitis B ni tampoco Hepatitis C.

“Tan pronto esté en condiciones de salud que me lo permitan, podré contarles lo que he padecido por años. Sobre el miedo, la vergüenza y la rabia de vivir en una sociedad en que se discrimina por razones económicas, de género y de salud”, mencionó Rojas Vade en su primera declaración pública tras reconocer que no tiene cáncer.

Así las cosas, el halo de misterio del convencional se mantiene y su real diagnostico no ha sido transparentado. Con todo, fuentes cercanas a Rojas Vade sostiene que evalúan realizar una declaración pública donde se dará a conocer su enfermedad.

¿La fecha tentativa? La próxima semana, aunque -sostienen- podría adelantarse para antes de Fiestas Patrias.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X