Crédito fotografía: 
Twitter
Golpizas y torturas en un rito de iniciación habrían arruinado el sueño de un joven de convertirse en Bombero en Ñuñoa. Su abogada desliza incluso la posibilidad de que haya ocurrido algún tipo de vejación sexual. Se inició un sumario al interior de la institución y todo será materia de investigación.

Una grave denuncia de torturas y golpizas durante un “bautizo” o rito de iniciación sacude al Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, donde la abogada de la víctima indica que fue incluso amarrado de pies y manos.

“A tres voluntarios nuevos les dijeron que los iban a rapar, los dos primeros aceptaron sin ningún problema, pero la víctima consideró que no era algo apropiado, que no era algo que fuese legítimo y se negó. Él rechazó que le cortaran el pelo y por su negativa comenzaron la torturas durante toda la noche, desde las 11 y media (PM) hasta las 04:40 de la mañana”, declaró la abogada de la víctima, Mariana Hernández, en entrevista con Mega.

La jurista indicó que “las torturas fueron gravísimas. Primero lo hicieron luchar con un compañero que era mucho más robusto que él, le sacó la mugre, lo golpeó, lo agredió, lo tiró al suelo, le azotó la cabeza, y le dieron una segunda oportunidad haciéndolo pelear con otra persona que también era corpulenta, y la condición (para no raparlo) era hacerle una llave”.

“Como estaba muy furioso por lo que le estaban haciendo, por la vulneración de sus derechos, lo amarraron de pies y manos con una cuerda, lo dejaron inmovilizado y lo dejan colgando de un balcón de cabeza. Posterior a eso le dice que le van a tapar a los ojos y que se tiene que tirar”.

La profesional expresó que su representado está muy afectado, ya que ser bombero era su sueño desde que tenía cinco años. “Él no quiere salir de su habitación, llora todo el día. Pensamos que a lo mejor había tenido algún tipo de vejación sexual, eso va a ser parte de la investigación. Ya está todo en manos de Fiscalía y nosotros, independiente de la investigación, nos vamos a querellar en contra de todas las personas que resulten responsables”, enfatizó.

Ante esta denuncia, se inició un sumario al interior del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa y provisionalmente se a siete voluntarios posiblemente involucrados en el acto.

José Figueroa, comandante del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, explicó al citado medio que “nos enteramos de la situación y estamos colocando los antecedentes en el organismo disciplinario para que se tomen las medidas respectivas”.

“Como institución condenamos cualquier acto de violencia que ocurra en el interior o fuera de nuestros cuarteles, así que tomaremos las medidas respectivas para que estos hechos no se repitan en el futuro”, puntualizó.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X