Crédito fotografía: 
EFE
Niegan que existan personas fallecidas a causa de uso de armas por parte de uniformados y sostienen que “No hay elementos que permitan sostener la efectividad” de las denuncias por abusos sexuales.

Carabineros respondió al informe de Human Rights Watch (HRW), que acusó graves violaciones a los Derechos Humanos en Chile e incluso recomendó una reforma policial. La policía uniformada refutó las cifras y aseguró que “no existen personas fallecidas a causa del uso de armas de fuego por parte de Carabineros”.

Según José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, “hay centenares de preocupantes denuncias sobre uso excesivo de la fuerza en las calles y abusos contra detenidos tales como golpizas brutales y abusos sexuales, que no pueden quedar impunes y deben ser pronta y rigurosamente investigadas y sancionadas”.

El personero además indicó que existieron una serie de factores que facilitaron que se produjeran “graves violaciones a los derechos humanos de muchos chilenos”.

Lee También: "Human Rights Watch entrega informe y sugiere una “reforma policial urgente”

Tras conocerse el informe, el Gobierno dio un plazo a Carabineros de una semana para presentar un informe, el que fue entregado este miércoles.

Se trata de un documento de 36 páginas, en donde la policía uniformada recoge las recomendaciones, pero sin embargo rebatió algunas de las acusaciones más graves, con estadísticas internas que maneja la institución.

De todas maneras, Carabineros anunció medidas y aseguró que “ninguna acción que atente contra los derechos humanos será tolerada por la institución”.

Las diferencias: Carabineros refutó datos de HRW

Según el reporte de Human Rights Watch, desde el estallido social del pasado 18 de octubre, se han registrado 11.564 personas heridas y 1.100 con lesiones moderadas o graves.

Este dato fue desmentido por Carabineros, que cifró el número de lesionados en 1.195 personas.

“Conforme con la información proporcionada por el Departamento de Análisis Criminal, sobre la base de los partes policiales cursados y registrados en el sistema AUPOL, se mantiene un registro de 1.195 personas lesionadas, ello al 2 de diciembre de 2019”, indica.

Esta diferencia también se repite en el caso de las personas heridas producto de disparos de perdigones, pues si bien el HRW asegura que hubo 1.050 personas heridas, Carabineros sostiene que son 376 civiles lesionados.

“Existen partes denuncias por 376 civiles lesionados por perdigones y cuya autoría aún no se encuentra determinada por los órganos persecutores”, detalla.

En ese sentido, la institución policial apuntó a civiles que fueron detenidos acusados de estar portando armas de fuego.

“Existe un total de 59 personas detenidas por porte ilegal de armas de fuego, durante el periodo, constatando el uso indiscriminado por parte de delincuentes de armas de diverso tipo, hechos que también fueron derivados del Ministerio Público para su debida investigación”, indicó Carabineros.

En ese sentido, agregó que “durante las manifestaciones violentas, delincuentes hacen uso de hondas o elementos que permiten arrojar con gran fuerza elementos contundentes, tales como rodamientos metálicos, esferas de cristal, piedras y otros elementos de acero”.

Asimismo, informó de 64 carabineros lesionados, de los cuales 42 corresponden a heridos por perdigones.

Carabineros asegura que no hay fallecidos por uso de armas de fuego

Respecto de los fallecidos, Carabineros asegura que sólo en el caso de Alex Núñez Sandoval estaría involucrada la policía. Recordemos que el hombre de 39 años falleció en la ex Posta Central por los golpes propinados por efectivos policiales en Maipú.

“No existen personas fallecidas a causa del uso de armas de fuego por parte de Carabineros de Chile”, puntualizaron en el documento.

Respecto al uso de la escopeta antidisturbios, la policía uniformada reiteró lo que ha señalado públicamente sobre que su uso está restringido al riesgo de vida de los funcionarios o de civiles. No obstante, se abrió a estudiar opciones menos nocivas.

Sobre los abusos sexuales que han sido denunciados, la institución cuestionó las acusaciones afirmando que no existirían elementos de prueba, aunque de todas maneras hay sumarios en curso.

“Agrega el Informe HRW la existencia de 74 casos relacionados con abusos sexuales, en que los detenidos fueron obligados a desvestirse y hacer “sentadillas” en las comisarías, sin que existan elementos de convicción que permitan sostener la efectividad de tales relatos”, indican.

“Por lo demás, varios de ellos han podido desvirtuarse, en sede administrativa, con la sola exhibición de cámaras de televigilancia existentes en los cuarteles”, señaló. De todas maneras, reconoce que aún falta instalar cámaras en 399 cuarteles en la medida que cuenten con presupuesto.

En esa misma línea, puso en duda las denuncias de desnudamiento de personas.

“Asevera que carabineros han ordenado el desnudamiento de personas en un contexto que sugiere discriminación contra mujeres y niñas, sin indicar casos concretos y cita como fuente el INDH y a una abogada de dicho organismo, a quien no identifica. En este mismo sentido, se alude a casos de amenazas de violación de cuatro hombres, sin referir fecha, Unidad, ciudad o identidades”, sostiene.

En ese sentido, Carabineros aseguró que está expresamente prohibido desnudar a los detenidos y que estas instrucciones serán reiteradas.

Asimismo, se indicó que ya ordenó 471 investigaciones administrativas.

“Se están desarrollando 471 investigaciones administrativa correspondientes a denuncias o reclamos recibidos por el actuar policial, o que se han iniciado de oficio por la propia institución. Y ha remitido los antecedentes al Ministerio Público cuando los hechos pudiesen revestir caracteres de delito”, concluye.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día