No sé si a alguien le agradará, que le celebren el cumpleaños un día distinto al verdadero.

Sin embargo, no obstante que la independencia de Chile sólo se vino a declarar el 12 de febrero de 1817, seguimos  celebrando en septiembre.

Dicen que ello ocurriría porque desde 1810 en adelante, los patriotas festejaban cada 18 de Septiembre la constitución de la Junta Nacional de Gobierno…y luego simplemente no quisieron cambiar la fecha….

Tengo mis dudas si Septiembre sea al mes adecuado para efectuar celebraciones en Chile, ya que es un mes de muchos contrastes - no sólo climáticos - que  invitan a reflexiones profundas acerca de nuestra personalidad colectiva.

De partida, en septiembre fue el golpe de estado de 1973, y desde ahí ya es difícil de imaginar cómo encajan en la mentalidad nacional, las contradictorias sensibilidades que se tienen respecto del significado de ese evento aciago de nuestra historia.

Pero no es sólo eso, ya que una somera mirada por las páginas de nuestra vida como nación,  nos dice que también en Septiembre, pero en 1821, fue fusilado José Miguel Carrera,  en 1865 se produce una nueva guerra con España,  en 1891 se quita la vida el Presidente Balmaceda luego de una revolución,  en 1924 se produce un golpe militar contra Arturo Alessandri Palma,  en 1948 se promulga la Ley de Defensa de la Democracia y en 1973, además de lo ya sabido, fallece Pablo Neruda…

Para que vamos a hablar del terremoto y tsunami del 2015…

Pero seamos justos, también en Septiembre han ocurrido eventos positivos: en 1843 se inaugura la Universidad de Chile, en 1863 el tren de Santiago a Valparaíso, en 1889 comienza a funcionar la Universidad Católica de Chile, en 1925 se promulga la Constitución Política de dicho año…

Y por último, es lo que hay, y mientras el calendario esté en rojo no queda más que celebrar…

Autor

Otras columnas de este autor

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital