Cumplir un sueño, ganarle a la adversidad y ser felices con ello es la meta de muchos quienes comienzan un desafío. Anhelos que para algunos parecen imposibles inicialmente, pero que con una importante dosis de esfuerzo y el apoyo adecuado pueden favorecer no solo a quienes encabezan la iniciativa sino también a su entorno.

De allí entonces que hoy estemos tan felices que, tras la realización de los boot camps y demodays del Programa Acelera de Corfo, tengamos emprendedores -de todos los tamaños- más capacitados y mejor preparados, con ideas que han sido perfeccionadas al punto de convertirse en proyectos con modelos de negocios escalables y acelerables, los mismos que permiten la generación de nuevas oportunidades que promueven el desarrollo de los territorios y la creación de nuevos empleos.

Trabajos que apuntan a ofrecer condiciones dignas y sueldos justos que propendan a que las personas vivan mejor, trabajen con pasión, pero lo más importante: sean más felices y puedan cumplir sus sueños de una manera mucho más rápida.

Todo con una velocidad que antes era inimaginable, pero que gracias a las estrategias que estamos implementando podemos potenciar ideas, otorgar valor agregado, diversificar la matriz productiva y crear empleo.

Este 2020 queremos seguir en la misma línea, acelerando todo el proceso y facilitando el acceso a información clave y mentorías para que las pymes puedan seguir ganando, no solo conocimiento, sino que además la valiosa experiencia y la inmedible satisfacción que produce el haber cumplido un sueño de manera rápida.

Autor

Imagen de Gregorio Rodríguez Jaure
Gregorio Rodríguez Abogado y director regional de Corfo Coquimbo

Otras columnas de este autor

 

 

 

X