Señor director: 

El complejo turístico Las Tacas fue por mucho tiempo un lugar apacible y seguro. Sin embargo, con el correr de los años, esta situación ha cambiado radicalmente y donde pudimos vivir su punto más triste y desolador en las recientes fiestas patrias, con adolescentes bebiendo en las calles del complejo, gritando y golpeando errónea e incesantemente puertas de distintos departamentos a altas horas de la madrugada. 

Sumado a ello, y si lo anterior no fuese suficiente y preocupante, la noche del viernes 21 de septiembre, procedieron a rayar con elementos de metal seis autos estacionados al interior del recinto, de propiedad de familias que buscaban un descanso en estas fechas.

Ante esta situación, tanto la Central de Arriendos como la Administración de Las Tacas, se han desentendido por completo del caso, tampoco han sido capaces de dar con una solución y ni siquiera se han esforzado en entregar un atisbo de explicación.

Es de esperar que las acciones judiciales a emprender, por las compañías de seguros de los propietarios de los autos afectados, permitan dar con los responsables de estos hechos delictuales, que la administración de Las Tacas se haga responsable de lo que ocurre en su complejo y, finalmente, sea capaz de proveer algo tan básico y crucial, para las familias, como es la seguridad.

Claudio Ramírez A.

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...
Máster Gratuito en Marketing Digital