Al parecer, existe confusión entre los consumidores en torno a qué derecho corresponde acogerse en el caso de no quedar conforme con la compra realizada de manera online: ¿Retracto o garantía legal?  

Cuando se adquiere un producto a través de internet, una vez recibido, tenemos derecho a retractarnos siempre y cuando no lo hayamos usado y lo devolvamos en idénticas condiciones a las entregadas por la tienda. Para esto el consumidor dispone de 10 días desde recibida la compra.

El retracto suele confundirse con el derecho a ejercer la garantía legal, la cual procede cuando dentro de los tres primeros meses de recibido la compra, esta presenta desperfectos que impiden el uso para el cual fue adquirido, situación que otorga al consumidor el derecho a elegir si envía la compra a servicio técnico, o bien, si previa restitución del producto con desperfecto recibe uno nuevo o el valor del mismo. Tanto en el retracto como en la garantía legal debe exhibirse la boleta u otra documentación que acredite la compra.

Es necesario reforzar la idea que el consumidor no debe ser derivado a otro lugar distinto respecto de donde realizó la compra. En virtud de la actual situación sanitaria que nos aqueja, el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) ha instruido que los plazos de garantía legal y de retracto se suspendan mientras los consumidores no puedan acercarse ante los proveedores a exigir su derecho, es decir, los plazos comenzarán a correr cuando cesen las medidas sanitarias, como medida excepcional protectora de nuestros derechos.

Carolina Araya,

Directora Carrera de Derecho Sede Concepción Universidad de Las Américas

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...