Señor Director,

Días anteriores vi un documental acerca del circo y cuáles son los payasos más conocidos en nuestro país. También aquí mencionaron a los animales que trabajan ahí como perros y elefantes, entre otros. Me llama la atención la crueldad que ha de existir al interior de los circos para que estos animales hagan gracias al público. Si bien es cierto que los circos nos sacan risas, estas risas no pueden ser producto de los animales ya que estos son maltratados y cruelmente entrenados.

El colorido y la música del circo distraen el hecho de que los animales están atrapados y son forzados a hacer actos no naturales y dolorosos. Los animales pasan años con las patas encadenadas. A menudo se les obliga a dormir de pie en camiones apretados, deben actuar aunque se encuentren enfermos, y constantemente reciben amenazas de castigo con grandes ganchos puntiagudos clavados en sus pieles sensibles, en sus caras, en los dedos de los pies y detrás de las rodillas. Un animal no nace para vivir encerrado, no nace para vivir en soledad ya que estos mayoritariamente conviven en grupos. Un animal no nace para vivir entre amenazas latigazos y golpes. Un animal nace para vivir libre, sin reglas ni castigos es por ello que la sociedad debe de tomar conciencia animal ya que sus vidas son de ellos no de nosotros. Los circos perderían todo su esplendor si se detallaran la forma de sus maltratos, capturas y Entrenamiento. Es por ello que el uso de animales para entretenimiento se ha restringido e incluso prohibido en algunos países como Suecia, India, Finlandia, Suiza, y Dinamarca. A los circos en Inglaterra por lo regular se les niegan los permisos y en los Estados Unidos muchos gobernadores han prohibido actos con animales y ¿Por qué Chile no puedo sumarse a estas iniciativas?

Valentina Belén Acevedo Sepúlveda
II°B Colegio Alberto Pérez, Maipú 

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...

Autor

Máster Gratuito en Marketing Digital