Existe una realidad que nos golpea a todos quienes trabajamos por la educación pública: actualmente son 218 los establecimientos educacionales que se encuentran en la categoría de “insuficientes” según los resultados de las evaluaciones que implementa la Agencia para la Calidad de la Educación. Por su parte, el Ministerio de Educación dio a conocer esta semana un plan para mejorar los aprendizajes de estos estudiantes, medida que fue bien recibida por la Agencia pero criticada por la demora con que fue aplicada.

Lamentablemente, a la fecha no hemos sido capaces de construir un sistema de apoyo. Los actores que están mandatados por ley no se han articulado, ni han establecido una estrategia que sea compartida para acompañar a los colegios.

El desafío es que el apoyo que se entregue, tenga el foco en crear capacidades autónomas en los colegios; El apoyo debe ser situado y pertinente, no puede ser prefabricado y aplicado de manera standard.

Antes de intervenir, es necesario hacer un discernimiento inteligente y contextuado para que esas capacidades se desplieguen, se trata de acompañar e incentivar el desarrollo de capacidades para que el establecimiento y su administrador alcancen crecientes grados de autonomía de manera que se tomen e implementen mejores decisiones pedagógicas y no vuelvan a caer en la condición de insuficiente.

 

Jaime Veas Sánchez

Decano

Facultad de Educación y Cs. Sociales, Universidad Central de Chile

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...
Máster Gratuito en Marketing Digital