Crédito fotografía: 
YouTube
El hombre, identificado como James Sakara de 22 años, creyó en su capacidad espiritual para volver de entre los muertos, convenciendo a los miembros de su congregación se la Iglesia de Sion en la ciudad de Chidiza.

Un insólito hecho ocurrió en Zambia, África, cuando un pastor de una iglesia fue enterrado vivo a petición de él mismo por sus feligreses, con la idea de resucitar al tercer día como Jesús.

El hombre, identificado como James Sakara de 22 años, creyó en su capacidad espiritual para volver de entre los muertos, convenciendo a los miembros de su congregación se la Iglesia de Sion en la ciudad de Chidiza.

Fue así que el joven fue ayudado por tres hombres a cavar la tierra para la fosa donde sería enterrado atado de manos, aunque al pasar los días y no “cumplir” su promesa de resucitar, que los mismos feligreses lo desenterraron y encontraron al cadáver.

Aunque en un principio los participantes de su iglesia no estaban de acuerdo con la decisión, la “fe” del hombre por volver de entre los muertos fue más grande, por lo que llevaron a cabo el ritual siguiendo las palabras de la biblia.

Según detalló uno de los miembros a las autoridades, intentaron revivirlo con diferentes técnicas espirituales aprendidas en su iglesia, pero no dieron resultado. No obstante, dos de los feligreses que ayudaron al pastor se encuentran prófugos y siendo buscados por la justicia por los cargos de homicidio, detalló el medio Gizmondo.

De acuerdo a lo recogido por el medio antes señalado, el joven de 22 años dejó a su esposa embarazada, quien tampoco se explicaba lo ocurrido, según indicaron medios locales.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X