Crédito fotografía: 
Freepik (referencial)
El decreto busca "normar la complementariedad" entre las modalidades educativas presencial, semipresencial, virtual y a distancia en todos los niveles educativos.

El Gobierno interino de Bolivia presentó este sábado un decreto para reglamentar cuatro modalidades de educación, incluidas la virtual y a distancia que ya se usaban en algunos centros educativos y que otros tuvieron que improvisar por la cuarentena contra la COVID-19.

El decreto busca "normar la complementariedad" entre las modalidades educativas presencial, semipresencial, virtual y a distancia en todos los niveles educativos, explicó a los medios el ministro interino de Educación, Víctor Hugo Cárdenas.

La presencial tiene a docentes y estudiantes en el aula, la semipresencial combina la asistencia física a clases con las otras tres modalidades, la virtual se efectúa a través de plataformas en internet y la de distancia se apoya en herramientas como la televisión y radio, detalló.

"Estas cuatro modalidades el docente boliviano las combinará de una forma creativa y sin ninguna imposición del Ministerio de Educación", señaló Cárdenas.

La única que no se aplicará por ahora es la presencial por la emergencia sanitaria y la aplicación de las otras tres dependerá de las particularidades de cada unidad educativa en las zonas urbanas y rurales, y de un acuerdo entre los padres, docentes y directores de estos centros, precisó.

La intención es que no se desarrollen solo durante la cuarentena, sino que la combinación de estas modalidades educativas sea una constante, como ocurre en otros países, manifestó.

"Esta combinación busca el acceso de los estudiantes en igualdad de oportunidades al uso de estos medios digitales" y que ninguno se vea perjudicado en sus estudios, sostuvo Cárdenas.

Por ello indicó que se deberán tener en cuenta los indicadores de riesgos de contagio de la COVID-19 en cada municipio "para proteger la salud y la vida de los estudiantes", pero además aspectos como el acceso a la televisión, radio e internet.

"Las escuelas, colegios y universidades que antes de la cuarentena ya venían usando mecanismos de educación virtual y plataformas virtuales van a continuar realizando su trabajo", mientras que los que no los tienen contarán con apoyo estatal para desarrollarlos.

Además, en las áreas sin acceso a internet, el Ministerio de Educación enviará material escrito a los estudiantes y las escuelas se apoyarán en la televisión y radio para reforzar el trabajo educativo.

También comprometió el apoyo gubernamental para la capacitación de docentes sobre el uso de las herramientas virtuales, el desarrollo de plataformas, la dotación de computadoras y la llegada progresiva de internet a los lugares carentes del servicio.

El decreto contiene lineamientos generales y se espera contar en 30 días con reglamentos específicos para cada nivel educativo, desde el inicial hasta el superior, señaló Cárdenas.

Las clases presenciales están suspendidas en Bolivia desde el pasado 12 de marzo por la emergencia sanitaria.

La cuarentena se flexibilizó en parte de Bolivia desde el pasado lunes, pero sigue estricta en las regiones más golpeadas por la COVID-19, que a nivel nacional ha dejado 427 fallecidos y 12.728 contagiados, según datos oficiales.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X