• En 1998 fundó RentLight (@RentLight), empresa que hoy ofrece un servicio integral en lo que respecta a la producción de eventos.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El hombre detrás de La Pampilla de Coquimbo, padre de tres niñas y amante de su trabajo, cuenta a El Día cómo formó la empresa que hoy produce los shows y ferias de mayor envergadura en la zona. Por otra parte, descarta que exista algún tipo de favoritismo en el proceso de licitación de la fiesta más grande de Chile y admite que ha sentido cierto recelo de parte de sus colegas.

Afinando los últimos detalles para la primera noche de fiesta se encuentra Rogelio Carvajal, gerente general de Rentlight, empresa que lleva más de 10 años produciendo La Pampilla de Coquimbo. En medio de su agitado día, hizo una pausa para recibirnos en el escenario que esta noche será testigo del talento de Chancho en Piedra e Inti Illimani.

Luego de recorrer una vez más las instalaciones que ya conoce de memoria, nos presenta con orgullo a su hija Palomba (18), con quien trabaja codo a codo. Según dice, ella cumple un rol clave al momento de proponer las parrillas de artistas, aportando una mirada más fresca y juvenil.

"El que tenga la espalda económica para soportar una licitación (Pampilla) de esta envergadura que lo haga. Las puertas están abiertas para cualquiera, ahora obviamente es complejo porque es un proceso que requiere tiempo y recursos económicos", Rogelio Carvajal, gerente general Rentlight

El hombre que está detrás de los eventos de mayor envergadura en la zona, reconoce que si bien le apasiona su trabajo, está consciente de que es altamente demandante, lo que no le permite pasar mucho tiempo con su familia. Por este motivo, agradece que la joven haya seguido sus pasos.

“Me pone muy contento que me acompañe porque si no acercas a tu familia estás solo. Todos los que trabajamos acá tenemos que buscar las herramientas de poder darnos espacios para las actividades con los hijos, pero bueno al final es parte de nuestra dinámica”, expresa a El Día.

Carta de presentación

Este año Rentlight volvió a ganar la licitación para realizar el show musical de la fiesta más grande de Chile, recibiendo un total de $560 millones para la contratación de artistas, habilitaciones del escenario y amplificación. Cabe precisar que en esta oportunidad, fue la única productora en postular.

Se le ve entusiasmado y ansioso de vivir una nueva edición de la festividad, donde el espectáculo es uno de los principales atractivos. Pese a que asegura manejar todas las aristas a la perfección, lo que ha ganado con la experiencia, admite que la complicación está en la burocracia que conlleva.

"En el camino han ido quedando varios y ahí uno también hace un mea culpa porque son amigos tuyos que no avanzaron, pero tampoco uno se puede hacer responsable por las cosas malas que han hecho otros", Rogelio Carvajal, gerente general Rentlight

“Hoy en día La Pampilla de Coquimbo no es el evento más difícil que tenemos porque ya lo conocemos. Sin embargo, lo que lo hace más engorroso son los tiempos y plazos administrativos que hacen que todo se defina muy tarde”, explica a nuestro medio Carvajal.

Sobre la importancia de la fiesta en su carrera, señala que “significa una tremenda responsabilidad porque es una carta de presentación para otras actividades, que sin duda te abre puertas. Eso es lo que nos mueve porque si no nos gustara tanto no dejaríamos de estar un 18 sin nuestras familias y amigos”.

En este sentido, agrega que “la gente no le ha tomado el peso a La Pampilla, que es el evento más grande que existe en Chile. No hay un símil con esta actividad, donde se instale un escenario en medio de un camping con la capacidad de recibir a cualquier artista internacional, lo que llama la atención del mundo”.

Los inicios

Mientras estudiaba la enseñanza básica en el colegio Seminario Conciliar de La Serena, Rogelio recuerda que organizaba actividades en varios establecimientos de la capital regional. Dueño de una personalidad extrovertida y sociable, siempre le gustó ser el alma de la fiesta.

"La Pampilla significa una tremenda responsabilidad porque es una carta de presentación para otras actividades, que sin duda te abre puertas", Rogelio Carvajal, gerente general Rentlight

“Lo que tú ves hoy día es el resultado de lo que siempre me ha gustado, lo que he hecho toda la vida”, reflexiona. En 1998, aprovechando la coyuntura de la creación del mercado público, nace la empresa RentLight, que si bien en sus inicios se dedicaba al área técnica, en la actualidad ofrece un servicio integral en cuanto a la producción de eventos.  

“Partimos arrendando solo sistemas de iluminación y después nos dimos cuenta que necesitábamos ser más completos. Hoy nos manejamos básicamente en tres áreas de trabajo, que es la iluminación, producción y arriendo técnico”, precisa el cabecilla de certámenes como el Festival de La Serena y Expo Región de Coquimbo.

Padre primero

Para Rogelio Carvajal el éxito que ha tenido su empresa se debe a la disciplina de su equipo de trabajo, en quienes confía ciegamente.

“Esto no solo depende de mí, depende de un montón de personas que tienen bien puesta la camiseta. Aquí hay lágrimas de por medio, colon irritable, muchas horas de trabajo y familias que se quedan sin celebrar Fiestas Patrias o Año Nuevo. La verdad es que les agradezco el compromiso”.

Pero, ¿qué hace en su tiempo libre? Según cuenta, su panorama perfecto es junto a sus tres hijas, de 7, 15 y 18 años, los motores de su vida. “Son una maravilla, mi pasatiempo es viajar con ellas y desconectarnos al 100%. Trato de compatibilizar y cuando nos toca viajar fuera de Chile, nos pegamos alguna escapadita”.

Además, últimamente le ha dado por salir a recorrer en bicicleta la conurbación, subir cerros y caminar por la Avenida del Mar. Respecto a sus tendencias musicales, no se declara fanático de ningún grupo en particular, argumentando que “me gustan canciones dependiendo de lo que estoy haciendo”.

“Uno percibe recelo”

-El alcalde Marcelo Pereira hizo un mea culpa respecto al proceso tardío de la licitación del show. ¿Estás de acuerdo?

“Resulta tardío porque necesita muchos procesos administrativos previos para llegar a concluirlo. Incluso tres meses antes es muy poco tiempo, deberían ser seis. Lógicamente hay que ponerle hartas ganas para hacerlo con anticipación porque en el camino aparecen trabas que lo dilatan más. Ahora, esto no nos exime de un montón de problemas, como que no se puedan elegir los artistas que queramos, sino a los que tengamos disponibles”.

-Llevan más de 10 años adjudicándose el show, lo que ha despertado una serie de cuestionamientos. ¿Cómo te tomas las críticas?

“Siempre he dicho que el que se sienta con la capacidad de poder postular tiene la libertad de hacerlo. El que tenga la espalda económica para soportar una licitación de esta envergadura que lo haga. Las puertas están abiertas para cualquiera, ahora obviamente es complejo porque es un proceso que requiere tiempo y recursos económicos, que no todas las empresas tienen, y esa es la razón por la que no postulan.

Toca pagar todo de tu bolsillo y si después hay un problema es tu responsabilidad. No deja de ser complicado trabajar con el Estado, lamentablemente siempre tienen todas las de ganar y el que corre el riesgo es el prestador de servicios. A lo mejor por eso sienten que no es un negocio muy rentable”.

-¿Descartas que exista algún tipo de preferencia?

“Se descarta por completo, las licitaciones son total y completamente abiertas. Cualquier empresa que tenga las capacidades suficientes puede presentarse. De hecho la Municipalidad podría perfectamente contratar esta Pampilla por un convenio marco que nosotros tenemos disponible, sin pasar por un proceso de licitación, pero como se busca una transparencia mayor se oferta”.  

-¿Crees que existe envidia por parte de otros productores locales?

“Sí, uno percibe un poco de recelo. Es una situación que cuando te toca tu lado íntimo tratamos de manejarlo con cautela, porque son colegas que partieron con nosotros hace mucho tiempo, todos nos conocemos. En el camino han ido quedando varios y ahí uno también hace un mea culpa porque son amigos tuyos que no avanzaron.

Pero tampoco uno se puede hacer responsable por las cosas malas que han hecho otros. Nosotros nos preocupamos de lo positivo que hemos hecho, de lo que nos sentimos muy orgullosos. Bajo ningún punto de vista hemos sido destructivos con los demás, pero nos enfocamos en nuestro carril”.

 

Cancelados

-Son varios los eventos que han sido cancelados en la región, ¿a qué crees que se debe?

“Básicamente se produce porque existen empresarios que intentan desarrollar este tipo de espectáculos sin el financiamiento adecuado. Realizar una producción de eventos significa un capital en términos económicos muy alto, tienes que tener toda la plata disponible antes del show.

Entonces cuando ese dinero no está y pretendes cubrir los gastos con la venta de tickets, llega un punto en que los números no dan y les toca bajar el espectáculo. Tampoco tienen para devolver la plata de la entrada y se produce una dinámica de problemas”.

-¿Falta profesionalizar el rubro?                   

“Este es un oficio que algunas empresas como la nuestra lo ha profesionalizado. Cuando nosotros partimos no había oficina, ni leyes laborales, ni seguros contratados, nada. Solo teníamos un par de cosas en nuestras casas y hacíamos lo que sentíamos era adecuado. Hoy día nosotros somos líderes en la materia porque en Chile no hay una carrera que te enseñe eso”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X