Crédito fotografía: 
Cedida
La obra en torno al Liceo Gregorio Cordovez cuenta detalles de los hechos que incidieron en la naciente República.

El libro denominado: Liceo Bicentenario Gregorio Cordovez —1823- 1900—, de Abraham Vera Yannatiz, fue publicado, primeramente, en la imprenta “El Comercio” de La Serena en 1903.

Esta segunda edición contiene el prólogo del académico, arqueólogo y ex alumno del mismo liceo, Gonzalo Ampuero Brito. El texto fue publicado por la Sociedad de Creación y Acciones Literarias de la Región de Coquimbo (SALC), compuesto por el equipo editor conformado por Eva Carola Tapia, Miriam Marín Díaz, Juan García Rodríguez, Marco Murúa Cabrera y Arturo Volantines Reinoso.

Desde su fundación, el 7 de abril de 1823,  hasta el año 1900, sucedieron acontecimientos trascendentes en sus aulas, como, por ejemplo, el mandato del Gobierno de Chile a Carlos Lambert, para que contratara en el extranjero a un profesor de ciencias, que recayó en Ignacio Domeyko; el cual, prodigó una revolución en la minería chilena que hasta hoy se mantiene.

También resulta alumbrador que el primer alumno becado del liceo fuera don Juan Nicolás Álvarez, que es, además, el primer periodista genuinamente chileno y conocido como el “Diablo Político”. En seguida, le tocaría ser el segundo becado a don José Joaquín Vallejo “Jotabeche”, inmortalizado con sus artículos de costumbre; fue Diputado de la República, asesor del Gobierno de Montt en la Revolución de 1851 y representante diplomático chileno en Bolivia.

Indudablemente, fueron muchos los becados en este liceo, especialmente los que fueron enviados al extranjero y, entre ellos, resalta Antonio Alfonso, quien fue comandante de las tropas de Coquimbo en 1851 y 1859, y que es considerado uno de los mejores intendentes que ha tenido en su historia esta Región.

Grandes intelectuales

Llama la atención los grandes intelectuales chilenos que estudiaron en este establecimiento o que hicieron clases en él, como son los hermanos Muñoz Godoy y los Concha Gajardo; el sinnúmero de poetas, donde destacan Néstor Rojas y Bernardo Ossandón. También incide el la gran cantidad de soldados que participaron en la Guerra del 79’, llenándose de gloria en los campos de batalla, y que hizo que el liceo quedara muy reducido de estudiantes. Se destaca el profesor Francisco Machuca que llegó al grado de Capitán y que publicó varios libros de historia, incluidos los 4 tomos de la Guerra del Pacífico.

El liceo, durante el siglo XIX, fue un centro cultural importantísimo dentro del país, ya que, además de Lambert y Domeyko, hubo relaciones y controversias con Sarmiento y Andrés Bello, entre otros.

Fue tan prodigioso que también hizo clases allí don Domingo Cortés, el más importante antologador de la literatura Latinoamericana y de la poesía chilena. Sus obras, hoy en día, son el principio para estudiar la historia de las letras de nuestro país y es también el primero de una legión de antologadores de la Región de Coquimbo que, en su conjunto, son los más importantes de nuestra nación. El liceo al comienzo tuvo una imprenta donde se publicaron las primeras ediciones del Tratado de Ensayes y el texto de Mineralogía, de don Ignacio Domeyko. Además, en éste se formó la “Liga Protectora”, que dio origen a dos volumenes muy relevantes de la Literatura chilena denominados Aguinaldos.

Sin embargo, el liceo también fue centro de controversias regionales y nacionales, especialmente, entre una postura laica contra una religiosa. Hubo disputas que en muchas ocasiones tuvieron que resolverse en el centro del país, porque la curia se sentía perjudicada en su magisterio y los laicos buscaban mayores libertades. Por ello, en las distintas revoluciones del Siglo XIX asolaron el liceo, donde se destruyeron laboratorios y bibliotecas reiteradamente.

En el lugar nació la educación minera y la primera Escuela de Minas de Chile. Por ello mismo, Domeyko es un personaje central; asimismo, Bernardo O’Higgins y Gregorio Cordovez. Las calles de las principales de las ciudades del Norte Chico, llevan los ilustres nombres de alumnos y profesores, que desde el inicio del liceo participaron en la formación de la nación chilena: Carlos Lambert, Ignacio Domeyko, José Joaquín Vallejo, Juan Nicolás Álvarez, Domingo Cortés, Néstor Rojas, Juan de Dios Peni, Antonio Alfonso, Buenaventura Osorio, Bernardo Ossandón, Adolfo Formas, Eliseo Peña, Jacinto Chacón, Manuel Concha, José Francisco Varela, Pedro José Gorroño, Tomás Zenteno, Domingo Amunátegui Solar, Antonio Varas, Domingo Faustino Sarmiento, Teodosio Cuadros, Manuel Salustio Fernández, José de Piñera, Pedro Cantournet, Vicente Zorrilla, José Antonio Subercasseaux, etc.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día