Crédito fotografía: 
Facebook
La joven animadora porteña analiza los éxitos que ha tenido en su carrera en el último tiempo que la ha llevado a ser la figura indiscutida de los festivales de la Región de Coquimbo , lo que la impulsa a buscar nuevos desafíos fuera de la zona y del país.

Una de las figuras con mayor proyección y talento en la Región de Coquimbo es Nabila del Mar y eso ha quedado demostrado las veces que se ha plantado en escenarios como la Pampilla de Coquimbo en tres oportunidades o recientemente en el Festival Internacional Anatauma Kullkutaya 2019 ante públicos multitudinarios.

Nabila se transformó en la reina de los festivales veraniegos por su simpatía y belleza, en la temporada estival no paró de trabajar y demostrar que está hecha para grandes eventos incluso a nivel nacional. 

“La comunicación y la animación son un trabajo que me apasiona, desde muy chica me dedico a esto con mucho amor. En el futuro han surgido muchas posibilidades, no tengo algo decretado. Pero me ha ido muy bien y creo que voy por un buen camino”.

Te has transformado casi en la animadora oficial de los festivales de la zona ¿Cómo lo tomas eso?

“Estuve en Monte Patria ante 20 mil personas, también en el festival de Andacollo y en el de Caldera. Me gusta el ambiente que se da en estos escenarios porque se da una conexión con el público y los artistas que se presentan en estos eventos. Además, debo reconocer al alcalde de Coquimbo que realizó una serie de eventos gratuitos para las personas en Tongoy , Tierras Blancas y el Barrio Inglés. Son instancias que les permite a las personas pasar un buen momento".

¿Cómo te preparas para enfrentar públicos tan masivos como la Pampilla o el del Festival Anatauma Kullkutaya?

“La verdad que llevo tres años en la Pampilla de Coquimbo y la preparación viene desde muy pequeña, porque siempre quise esto para mi vida, siempre quise comunicar y entregar un granito de alegría en las personas. Más que una preparación como informarse bien de los artistas o tener el orden cronológico de las salidas, por mi parte es dejar fluir y conectarme con las personas. Me gusta, por mi formación en mi carrera del área de la salud y en el deporte, que las personas se sientan bien. Una clave de este pequeño éxito que tengo es que me gusta mucho lo que hago y pongo todo mi corazón y alegría”.

¿Te ves animando fuera de la región?

“Estuve en unos casting en Santiago, pero ahora se vienen unas metas mucho más grande en el extranjero, espero que me vaya muy bien. Todavía no puedo adelantar nada, pero en junio tendrán noticias.  Tengo muchas posibilidades de tener unos contactos y si se concreta podría ser la primera coquimbana de estar presente en un evento de nivel mundial en lo que es deporte”.

Tú realizas una diversidad de actividades en tu vida diaria, que debes mezclar tu carrera de enfermería, el deporte Fisicoculturismo y Fitness, el canto y la animación. ¿No se contraponen unas con otras y te distraen de tus metas?

“Lo he manejado bien, claro, los horarios de los eventos son un poco complicados en el tema de la alimentación. Por mi deporte el fisicoculturismo debo comer a ciertos horarios y soy súper ordenada en ello, me he sabido adecuar y me preparo comida antes de ir a los eventos. En las primeras competencias se me hacía más difícil a veces estar en el escenario y saber que te tocaba comer o que tenías que tomar cierta agua y no podía. Ahora preparo mis tortillas de avena y todos en el backstage me ven siempre comiendo tortilla”

¿Se viene una cuarta animación de la gran fiesta de la Pampilla?

“Uno nunca sabe, todo puede pasar, pero por el momento la evaluación que me han realizado ha sido buena en cuanto a la producción, la municipalidad y el público que es fundamental en esto y ha sido siempre muy bueno conmigo. En Coquimbo, en especial hace poco en el festival de Tongoy se me acercaron muchas personas a pedirme fotos y me reconocían las familias, eso igual me alegra es una forma de felicitarte por lo que haces”.

¿Te gustaría alguna vez llegar a un escenario como el de Viña del Mar?

“Para allá vamos, me encantaría. Es como el sueño de un animador en Chile, no porque sea el festival con más público, sabemos que la Pampilla es el que trae más público en Chile, pero si por la llegada que tiene al ser televisada. Me encantaría que la Pampilla fuera televisada y varios festivales de los que he estado son muy buenos y con una gran calidad de artistas sería muy bueno que fueran televisados”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X