Crédito fotografía: 
Pexels
Científicos tienen la certeza que la superficie lunar alberga enormes reservas de oxígeno que, sin embargo, no serán fáciles de extraer desde las entrañas lunares.

La clave está en el regolito, la capa de polvo fino que cubre la superficie, la cual se formó a partir de la caída de micro meteoritos sobre la capa superior de la Luna.

De acuerdo a la ciencia, esto podría hacer posible la colonización de nuestro satélite por el ser humano, debido a que el regolito está conformado entre un 40% y un 45% de oxígeno.

Manos a la obra

La idea ya causa expectación y equipos trabajan para dilucidar la interrogante.

Científicos de la NASA y de la Agencia Espacial Australiana diseñaron por ello un vehículo especial, la cual se trataría de una máquina parte de la misión Artemisa para explorar específicamente cuáles son las reservas de oxígeno que descansan en el regolito.

Sumado a ello, también esperan entender cuáles serían las alternativas para extraerlo y almacenarlo.

Oxígeno en la luna, una esperanza exigente

De comprobar que está, y en abundancia, se necesitarían grandes cantidades de energía, solar o de otro tipo, para poder sustraerlo.

Tampoco se debe olvidar el equipo industrial necesario para esta aventura.

Eso porque el oxígeno contenido en el regolito está poderosamente adherido al material, según el especialista John Grant, de la Southern Cross University.

El procedimiento de extracción buscaría emular la electrólisis con la cual en la Tierra se produce, por ejemplo, aluminio.

La apuesta científica podría rendir frutos espectaculares.

En un ejercicio estadístico, Grant calculó que una capa de la superficie lunar total – y de diez metros de profundidad – produciría oxígeno suficiente para la subsistencia de 8 mil millones de personas a lo largo de 100 mil años.

Cálculos y perspectivas

En promedio, el ser humano necesita 800 gramos diarios de oxígeno para sobrevivir.

Un solo metro cúbico de regolito alcanzaría, según estos números, para dotar de oxígeno a una persona durante dos años.

No solo la NASA y su contraparte australiana están encaminadas a encontrar una solución para extraer oxígeno del regolito.

En Europa, la empresa Space Applications Services, con sede en Bélgica, ya se ocupa de construir prototipos de reactores para producir oxígeno nuclear.

Los aparatos podrían ser instalados en la Luna en 2025 como parte de los proyectos de la Agencia Espacial Europea.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X