• El intérprete holandés también estuvo en Chile, grabando la película "El futuro" de la directora nacional Alicia Scherson, en diciembre del 2011.
Crédito fotografía: 
Efe
El actor pasó a la historia del cine por su papel en la película de ciencia ficción estrenada en 1982.

El actor holandés Rutger Hauer, célebre por su papel de villano en "Blade Runner", murió a los 75 años el pasado 19 de julio tras una breve enfermedad, informó su agente Steve Kenis a varios medios de comunicación estadounidenses.

La familia decidió no hacer público el fallecimiento hasta celebrar su funeral el miércoles en Holanda. Hauer pasó a la historia del cine por su papel en la película de ciencia ficción estrenada en 1982 y considerada una pieza de culto por los cinéfilos.

En el filme, el actor se enfrentaba al protagonista encarnado por Harrison Ford al ser el líder de una banda carismática pero violenta de replicantes.

Precisamente en esa película de Ridley Scott, el artista pronunció uno de los monólogos más famosos de la historia del cine, conocido como "Lágrimas en la Lluvia".

Más recientemente apareció en un par de películas destacadas de 2005: como el cardenal Roark en "Sin City", de Frank Miller y Robert Rodríguez, con Quentin Tarantino como director invitado, y como el villano corporativo que Bruce Wayne descubre en "Batman Begins", de Christopher Nolan.

También trabajó con Sylvester Stallone en "Nighthawks" (1981). Tuvo papeles destacados en "The Osterman Weekend" (1983), "Ladyhawke" (1985), "The Hitcher" (1986)," Buffy the Vampire Slayer" (1992), "Confessions of a Dangerous Mind" (2002), "Valerian and the City of a Thousand Planets" (2017) y "The Sisters Brothers" (2018). 

Su paso por Chile

El intérprete holandés también estuvo en Chile, grabando la película "El futuro" de la directora nacional Alicia Scherson, en diciembre del 2011. La producción estaba basada en "Una novelita lumpen" de Roberto Boñalo y relata la historia entre una joven huérfana y un actor italiano, un encuentro que cambia sus vidas para siempre.

Al respecto, Scherson señaló a El Mercurio que "fue un aprendizaje mutuo para lograr obtener lo que queríamos del personaje. Creo que los altibajos que pasamos durante el rodaje valieron la pena, vimos el material y era evidente la calidad actoral".

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X