• Durante este mes de febrero se espera que, gracias a una mayor afluencia de turistas nacionales, el mercado de arriendo de viviendas pueda reactivarse, tras la caída registrada en enero.
Crédito fotografía: 
LEONEL FRITIS
Siguiendo la línea de lo proyectado por las autoridades de turismo y las cifras de alojamiento formal, se espera que durante este mes, el flujo de visitantes chilenos pueda cubrir gran parte del mercado de arriendos que hoy está disponible en la conurbación para aquellos que vienen a disfrutar de las playas de la región.

A fines del pasado mes de enero, las autoridades regionales en conjunto con representantes del gremio turístico de la región anunciaban que, tras un comienzo alicaído de la época estival, este mes de febrero se proyectaba como el mes de la recuperación del sector. 

Tal como señalaron las autoridades en su oportunidad, para este mes, ya se contaba con un 74% de reservas confirmadas en alojamientos formales. Y si bien, lo habitual era tener para esta época un 80% de ocupación, la caída respecto a igual periodo del año pasado sería menor a un 6%. De todas formas, el objetivo es poder igualar al menos las cifras de febrero de la temporada 2018-2019.

En ese contexto, enero fue claramente un mes de caídas, mucho más bajo de lo que se esperaba, pero de caída al final y al cabo. Así, la Región de Coquimbo mostró una disminución de un 25% de reservas en los establecimientos hoteleros formales durante la primera quincena de enero, respecto al mismo periodo de la temporada pasada.

Ahora bien, es conocido que la gente que llega durante el verano a nuestra región, no sólo se aloja en establecimientos hoteleros, sino también en viviendas –casas y departamentos – cuyos dueños los ponen en arriendo durante esta época. ¿Cómo ha sido la evolución de dicho mercado durante este período?

La caída de enero

La evolución de este sector, al cual acuden miles de visitantes nacionales y extranjeros, ha estado en general, en sintonía con la marcha del sector turístico a nivel regional.

Así, durante el pasado mes de enero, la demanda por arrendar viviendas cayó en un 20%, al menos en la ciudad de La Serena.  Asimismo, el valor de los arriendos también presentó una contracción respecto al verano 2018-2019.

Según un sondeo realizado ese mes por la corredora ProUrbe Gestión Inmobiliaria a nivel local, mostró que en términos reales, la tarifa diaria de una vivienda se movía hacia fines de enero en 66 mil pesos, lo que equivalía a un 23% menos respecto a la misma temporada del año pasado.

Las razones para tales caídas son las ya conocidas: las manifestaciones y desmanes generados tras el estallido social de octubre de 2019, lo que generó en su momento, una grave sensación de inseguridad entre los potenciales visitantes y por ende, un menor interés de viajar, al menos, en un primer momento.

De hecho, según el estudio de la ProUrbe, tradicionalmente es en el mes de octubre cuando comienza a activarse la demanda de arriendo de viviendas en la zona, pero producto del estallido social, el mercado se paralizó hasta inicios de diciembre.

Asimismo, la caída en la llegada de argentinos a la zona, producto de la crisis económica que vive ese país y un tipo de cambio desfavorable, generaron una brecha que la llegada de otros turistas internacionales –como los brasileños – no ha podido cubrir.

Febrero: el mes de la recuperación

No obstante, y nuevamente en la misma línea de lo que muestra la actividad turística a nivel general, este mes, se espera que la demanda en el mercado de arriendos muestre una curva al alza a nivel local.

En entrevista con El Día, Víctor Danús, gerente general de ProUrbe Gestión Inmobiliaria, explica que en esa recuperación, el turista chileno tendrá un especial protagonismo.

“El mes de febrero claramente, se prospecta mejor de lo que fue enero, pues la demanda históricamente es local (chilenos) en ese mes y no extranjera (argentinos y brasileños)”, señala. Es más, a su juicio, incluso podría sumarse una suerte de flujo tardío de turistas extranjeros que, podrían aportar en la reactivación de los arriendos de viviendas. 

“Efectivamente hemos percibido que los arriendos han estado más dinámicos, incluso nos ha tocado ver muchos extranjeros que en un primer momento decidieron no venir, pero ahora que perciben que no ha habido mayores problemas durante el verano, decidieron reactivar su viaje. Así, muchos argentinos y brasileños que venían siempre en enero, terminarán viniendo en febrero”, señaló Danús.

“Frente a este escenario, proyectamos que el mercado de arriendos de temporada en febrero estará más activo que en enero, pero no con el dinamismo de la temporada pasada”, acotó.

Ojo con los arriendos

Dentro de las diferentes opciones que se pueden encontrar en la zona, los precios son variables, y dependen del tipo de vivienda – casa o departamento – y del grupo de personas que estén buscando un arriendo (frecuentemente parejas o grupos familiares). También la ubicación es un factor a tener en cuenta

Así por ejemplo, basta ingresar a algunos portales especializados en hoteles y alojamientos para tener en cuenta algunos datos a la hora de querer arrendar una vivienda. Las otras opciones son acudir a una corredora de propiedades o bien acordar la tarifa directamente con el dueño de éstas.

Ante esta variedad de opciones, cabe mencionar algunas recomendaciones para aquellas personas que estén buscando alguna casa o departamento que arrendar, pues el objetivo es evitar que sean víctimas de estafa durante estos días de descanso.

Dorlynn Tenorio, broker del Grupo Premium Propiedades de La Serena, señala que “por motivos de seguridad y de respaldo, se recomienda contratar los servicios de un corredor de propiedades, al cual se le conozca el nombre, la cara, los datos de contacto y la oficina a la que pertenece, por cuanto las múltiples gestiones personales y de confianza que se requieren para este tipo de arriendos, son convenientes que las realice un profesional responsable”.

La profesional indica además, que es recomendable realizar una “reserva garantizada, en la cual se cancele, sólo una parte del precio total del arriendo y que el porcentaje mayor sea pagado al momento de recibir conforme la propiedad, para confirmar que lo que se ofreció por medio de fotografías o de  Internet sea lo que se está recibiendo”.

Lo idea por tanto, es evitar los pagos por adelantado. De no poder hacerlo, es recomendable que el pago sea haga en las oficinas de una corredora y no mediante una transferencia.  Una vez pagado, se debe exigir un comprobante del traspaso de dinero.

Para el caso de los arrendatarios, Tenorio señala que es importante, “junto con conocer la identidad, domicilio, y teléfono del postulante, confeccionar un contrato de arriendo en el cual queden establecidos los derechos y las obligaciones de ambas partes”.

Asimismo, se recomienda realizar la confección de un inventario “que comprenda con detalle todo el mobiliario y su estado de conservación, así como dejar establecido que los gastos comunes y de consumos de los servicios de electricidad, gas, agua potable son de cargo del arrendador”, señala Tenorio.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital