• La extracción ilegal de productos del mar representa 324.000 toneladas, lo que equivale aproximadamente a US$ 397 millones en transacciones fraudulentas al año.
Crédito fotografía: 
Cedida
Osciel Velásquez, presidente de la federación gremial que reúne a 109 pequeñas, medianas y grandes empresas del sector, sostuvo que “si no frenamos a tiempo este flagelo, no podremos asegurar el futuro de los recursos pesqueros. Estos son los temas que debemos discutir hoy”.

En Chile, de acuerdo a la más reciente estimación del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), la extracción ilegal de productos del mar representa 324.000 toneladas, lo que equivale aproximadamente a US$ 397 millones en transacciones fraudulentas al año. En esa línea, la pesca no declarada es uno de los principales problemas que afecta al sector pesquero industrial y artesanal, ya que supera las cuotas recomendadas y atenta contra la sustentabilidad de los recursos; perjudica injustamente a los actores que proceden legalmente pescando solo su cuota y hace más vulnerable a las comunidades costeras, al amenazar su principal sustento económico. Por otra parte, afecta económicamente a los pescadores legales, ya que los precios caen a veces a un tercio de su valor, lo que empuja en forma absurda a pescar el triple para terminar ganando lo mismo.

 

Campaña del gremio busca erradicar la práctica ilegal

Con las cifras a la vista, la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca), federación que reúne a 109 pequeñas, medianas y grandes empresas, expresó su preocupación por el tema e inició la difusión de su campaña “Claves para combatir la pesca ilegal”, que compartió días atrás con Sernapesca y la Comisión de Pesca del Senado, y que continuará con las demás autoridades sectoriales, debido a que la solución de esta problemática es altamente compleja y, como plantea en su primera sugerencia “requiere de un esfuerzo colectivo”.  Si no lo combatimos todos juntos, va a ser muy difícil.

Osciel Velásquez, presidente de la entidad, sostuvo hoy que “si no frenamos a tiempo este flagelo, no podremos asegurar el futuro de los recursos pesqueros. Estos son los temas que debemos discutir”.

 

Combatir colectivamente e incorporar tecnología a la actividad

Así, la primera medida que propone el gremio es un esfuerzo colectivo para combatir la pesca ilegal. Según Velásquez, el problema es tan grande que todos deben sumarse y combatir colaborativamente. También proponen adoptar un enfoque ecosistémico, pues no solo importa el daño que la pesca ilegal genera en la población de peces, sino que también el impacto negativo que genera sobre las comunidades costeras que viven de esta actividad y se ven perjudicadas por la pesca indiscriminada de actores ilegales.

Reducir el esfuerzo de pesca (número de naves pesqueras), es otra de las medidas. “Cuando se redujeron las cuotas de pesca en forma drástica, la pesca industrial, al tener cuotas individuales, se ajustó automáticamente, disminuyendo su flota a menos de la mitad”, señalan desde Sonapesca. En contraste, la flota artesanal se mantuvo o ha seguido creciendo en algunas pesquerías, por lo que presenta un excesivo esfuerzo de pesca, problema que debe ser afrontado en forma urgente. De no resolverse este aspecto, será imposible eliminar la pesca ilegal.

Asimismo, llaman a incorporar posicionamiento satelital en la pesca artesanal. En el caso de la pesca industrial, la totalidad de la flota de naves cuenta con un sistema GPS incorporado. De este modo, la autoridad puede monitorear en línea sus movimientos. Además, tiene certificación de descarga de todas sus capturas y trazabilidad de sus productos.

Sonapesca apoya ley de modernización de Sernapesca

Entre otras de las medidas propuestas por el gremio es la modernización y fortalecimiento de Sernapesca. “Apoyamos decididamente el proyecto de ley de Modernización de Sernapesca, porque va en el camino de potenciar la pesca artesanal, endureciendo sanciones a quienes cometan este delito, generando facultades para poder fiscalizar toda la cadena de transporte, almacenamiento y venta, entre otros aspectos”, explican. Asimismo, agregan que es indispensable que esta ley tenga el presupuesto necesario asegurado para el trabajo en terreno en materia de fiscalizaciones, controles e inspecciones en todo el país.

En la misma línea, llaman a mantener y fortalecer control en las caletas y a fortalecer la coordinación entre Directemar y Sernapesca para mantener efectivamente cerrado el registro pesquero artesanal.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X