Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El gobierno defendió la iniciativa que, entre otras cosas, establece un nuevo pilar contributivo con cargo al empleador que se divide en un 3% a cuentas individuales, y el otro 3% a un fondo común, con el fin de incrementar las actuales y futuras pensiones. Desde la oposición en tanto, algunas voces lamentaron que el proyecto sea más bien una “operación cosmética” del actual sistema.

La noche de este miércoles, el Presidente Sebastián Piñera, anunció en cadena nacional, las indicaciones a la reforma de pensiones que busca impulsar el gobierno, el cual se ordena en dos ejes: Fondo Solidario y Reforma a las Administradoras de Fondo de Pensiones.

Y es que el mandatario lamentó que si bien, la reforma ya fue aprobada por la Cámara de Diputados hace más de un año, la iniciativa continúa entrampada en el Senado. Por eso además agregó, se dará urgencia a la discusión de la iniciativa para de esa forma, modificar el proyecto original.

Mientras tanto, ¿cuáles son los cambios que busca implementar el ejecutivo?

Siguiendo los dos ejes mencionados anteriores, destacan puntos como la ampliación de la cobertura del Pilar Solidario hacia sectores de la clase media, pasando del actual 60% a cubrir el 80% de la población del país, beneficiando con ello a 480 mil personas.

Asimismo, se aumenta la Pensión Básica Solidaria, estableciendo pensiones sobre la línea de la pobreza, mediante un aumento de 177 mil pesos.

Además, se plantea la creación de un nuevo pilar contributivo de un 6% extra para las pensiones a cargo del empleador. En este punto, es importante destacar que esta cotización extra será dividida por la mitad, destinándose en partes iguales (3%) a cuentas individuales y a un nuevo Programa de Ahorro Colectivo y Solidario (PACS).

Cabe señalar además, que este 6% extra no será manejado por las AFP, sino que por un nuevo órgano llamado Consejo de Administración de Seguros Sociales (CASS).

Sin embargo, este último punto ha sido la piedra de tope en la discusión entre el gobierno y la oposición, ya que ésta última se ha manifestado a favor de que el 6% vaya íntegro a un fondo solidario.

Por ello, desde la oposición, algunas voces han calificado estas modificaciones como “más de lo mismo”.

 

Cambios y AFP

En efecto, las indicaciones presentadas por el ejecutivo mantienen a las AFP como los principales actores del sistema previsional nacional.

De todas formas, el gobierno propuso algunas modificaciones al funcionamiento de las administradores tales como la creación de AFP sin fines de lucro u organizadas como cooperativas, así como que puedan distribuir utilidades entre sus afiliados y ofrecer comisiones diferenciadas, según permanencia y tamaño del grupo que se incorpora.

Se pretende aumentar además, la participación de la Comisión de Usuarios del Sistema de Pensiones en la designación de directores en las sociedades donde se invierten los fondos previsionales, la creación de Comités de Afiliados en cada AFP, fortalecer los mecanismos de licitación de los flujos de nuevos entrantes al sistema de pensiones, para reducir las comisiones cobradas, y que las administradoras que tengan rentabilidad negativa e inferior a la de un portafolio de referencia, devuelvan hasta un 20% las comisiones cobradas a sus usuarios.

En ese sentido, el senador Jorge Pizarro, señaló que “hace unos meses, el Presidente Piñera dijo que había que hacer cirugía mayor con las AFP, anoche anunció una operación cosmética. Como en todos los anuncios, mucha parafernalia, y esto se tiene que tramitar una vez que el gobierno presente las indicaciones, ahí veremos cómo viene la letra chica”.

No obstante, el seremi del Trabajo, Matías Villalobos, destacó que “la reforma plantea los cambios necesarios para mejorar las pensiones de los trabajadores de clase media y de forma muy especial de las mujeres trabajadoras de nuestro país. Además, tiene un carácter de urgencia lo que permite que una vez aprobada esta reforma inmediatamente los pensionados y pensionadas de nuestro país verán aumentado el monto de sus pensiones”.

De todas maneras, el senador Pizarro, quien es además, presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, se sumó a las voces de la oposición que mostraron su rechazo a la propuesta del gobierno.

“Por el momento, es muy difícil pensar que después de dos años de tramitación, el gobierno cambie de postura. Sigue defendiendo al actual sistema de las AFP y eso nosotros no lo vamos a aceptar”, aseguró.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X