• La Región de Coquimbo es la principal zona productora de pisco, concentrándose su producción en los valles de Elqui y Limarí.
Crédito fotografía: 
LAUTARO CARMONA
Las declaraciones del mandatario emitidas este lunes en Perú, no cayeron bien en algunos sectores políticos. Desde el gremio pisquero y otros sectores sin embargo, insistieron en que el real foco de preocupación debiera estar puesto en defender el origen chileno de la bebida. Desde Perú en tanto, ratificaron su rechazo a cualquier colaboración con Chile en ese ámbito.

“(…) Lo lógico sería unir fuerzas para juntos promover la exportación de pisco al mundo, en lugar de estar enfrentados en esta lucha”, dijo este lunes, el Presidente Sebastián Piñera, en una entrevista a Canal N de Perú.

A continuación, el primer mandatario agregó que “hay pisco en Perú y en Chile. Hay un pueblo que se llama Pisco en Perú y un pueblo que se llama Pisco en Chile. (…) Los peruanos creen que es peruano y nosotros creemos que es chileno. Busquemos una manera de entendernos”, afirmó, insistiendo en que la pertenencia de este aguardiente es un tema no resuelto.

Palabras que apenas unas horas más tarde, recibieron críticas más o menos fuertes desde diversos sectores políticos.

Con el paso de las horas, otras voces se sumaron al debate, tanto de autoridades como desde el propio gremio pisquero, desde donde desdramatizaron las palabras del mandatario y prefirieron rescatar “lo positivo” que dejó la polémica: la importancia de fortalecer la defensa de la Denominación de Origen del pisco, y especialmente, volver a poner este tema sobre la mesa teniendo en cuenta la importancia que tiene este rubro para la región.

“Sobre lo que dijo el Presidente, yo no dejo de creer que lo dijo con buenas intenciones. Prefiero sumarme a su gestión, pues ha sido el único mandatario que ha sido capaz de llevar el tema pisco como una bandera” sostuvo Francisco Hernández, presidente de Pisco Chile AG.

Sobre la propuesta que hizo Piñera de “trabajar juntos” con Perú, Hernández afirmó estar seguro que de que Perú “no va a aceptar ningún trabajo conjunto, pero por lo menos, el Presidente Piñera tuvo la valentía de llevar el tema a ese nivel. Entonces, por lo menos es grato saber que es una persona que es capaz de levantar un tema tan conflictivo en Perú como éste.

Hernández prefiera soslayar la polémica afirmando que “todo esto sirve para que la autoridad se dé cuenta y se ponga al día de cómo se trata el tema en el Perú. Allí tienen financiamiento de carácter nacional para la defensa y promoción de su aguardiente y vino. En cambio, nosotros, primera vez en la historia que tenemos un apoyo del gobierno en los juicios de Tailandia y la India, por ejemplo. Y aún hay muchos otros flancos abiertos”.

Denominación de origen

Cabe recordar en ese sentido, que no es la primera vez que autoridades chilenas manifiestan su disposición a compartir el mercado del pisco con Perú. De hecho, en su momento fue el ministro de Agricultura, Antonio Walker, quien propuso al país del norte esta misma temática.

En ese sentido, el diputado por la región, Juan Manuel Fuenzalida, expresó que en esta polémica “no se deben confundir” las cosas: “una cosa es la Denominación de Origen y otra es el trabajo que podríamos iniciar con Perú para exportar pisco al mundo”, aseguró.

Según el legislador, esto último permitiría por un lado abrir las puertas al mundo a un producto de calidad internacional, como también “posesionar a la región de Coquimbo como líder en el tema pisquero y posibilitar a los pequeños y medianos productores ampliar su producción, traduciéndose en más inversiones y generación de empleo”.

Desde una posición más crítica, el diputado Matías Walker, si bien aceptó que el presidente Píñera pudo haber sido “sorprendido” con este tema durante su entrevista en la televisión peruana, aseguró que “cuando a un Presidente de Chile le preguntan sobre la Denominación de Origen, lo primero que tiene que afirmar y reafirmar es que Chile fue el primer país en tener una DO por ley el año 1931, que Chile fue el primer país en establecer en sus tratados de libre comercio la protección de la DO, y que pese a estos antecedentes, Perú se ha negado a compartir esta DO”.

“La postura de Chile de ir juntos al mundo a promover el producto Pisco, nace a partir de una protección jurídica de la DO del pisco chileno que está reconocida en por ley en los tratados internacionales”, agregó el parlamentario DC.

Sustento histórico

Desde el ámbito académico, el profesor e historiador de la Universidad de Santiago de Chile, Pablo Lacoste, quien es además autor de la obra “El Pisco nació en Chile. Génesis de la primera Denominación de Origen de América” (2016), señaló que las declaraciones del Presidente Piñera, y anteriormente, del ministro de Agricultura, “merecen análisis de forma y fondo”.

En entrevista con El Día, el académico señaló que, desde la discusión de fondo, la propuesta del Presidente tiene sustento, pues “ambos piscos (de Chile y Perú) son productos hermanos, creados por los campesinos viticultores de los oasis verdes de las zonas desérticas del sur del Perú y del norte chico de Chile. Fueron creados con uvas hispanocriollas, principalmente Uva País, Moscatel de Alejandría y otras variedades históricas, que solo existen en esta zona de América, principalmente criollas (Pedro Giménez, Torontol, Moscatel Amarillo, Moscatel Rosado). Y en el caso de Perú, Quebranta, mezcla de País y Mollar o San Francisco”.

Ambos “piscos” pues, serían “hermanos” desde el punto de vista de Lacoste, “por tener su base genética común y exclusiva”, lo que además, los diferenciaría de otros destilados de uva del mundo.

Lacoste agrega además, que ambos brebajes, han pasado de ser simples licores locales a transformarse en verdaderos productos nacionales, con profundos significados históricos y sociales.

“Los chilenos difundieron la cultura del pisco con jugo de limón, como está documentado desde 1820; en Perú, le pusieron a ese coctel el nombre de pisco sour a partir de la década de 1910; a su vez, los pisqueros chilenos introdujeron el pisco en las Exposiciones Universales a partir de la década de 1870; y los peruanos lo instalaron en Buenos Aires, a comienzos del siglo XX, con grandes campañas publicitarias. Los chilenos comenzaron a registrar etiquetas con el nombre ‘pisco’ en 1882, y los peruanos en Perú, desde 1922. A su vez, los peruanos lo articularon con su excelente gastronomía”, afirmó.

Sin embargo, al examinar las formas, el académico sostiene que “las normas de la diplomacia establecen que, antes de realizar anuncios unilaterales, se negocian acuerdos para obtener consensos entre los oficiales de sendas cancillerías. Una vez alcanzados los entendimientos correspondientes, se firman los protocolos, y posteriormente, se realizan los anuncios”.

Agrega que “cuando no se cumplen estos procedimientos, se corre el riesgo de caer en el vacío, si es que la contraparte no logra comprender todos los argumentos que avalan la propuesta. En este caso, lo importante es preguntar a la cancillería de Chile cuáles son los pasos concretos que ha podido dar en esa dirección”, concluyó.

Perú vuelve a decir "no"

Desde el país del norte en tanto, el llamado Comité de Pisco de la Asociación de Exportadores (ADEX), rechazó la propuesta del Presidente Piñera para que ambos países exporten pisco (aguardiente en Perú) al exterior.

Los productores peruanos señalaron que esa posibilidad sería imposible, pues la Denominación de Origen "le corresponde exclusivamente al Perú y se trata de dos productos diferentes", insistieron.

Como ejemplo pusieron al champagne, cuyo origen y elaboración se da sólo en esa región de Francia, pero al mismo tiempo, se elaboran vinos espumosos con el mismo método y uvas en otros países, pese a lo cual, éstos no pueden llevar el nombre de esa región francesa. “Las denominaciones de origen se deben respetar”, señalaron desde ese gremio.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X