Crédito fotografía: 
Juan Adaos
Cuatro días antes de que se produjera el estallido social, el presidente de la República, Sebastián Piñera, destacaba el rol de las pymes en la generación de empleo al inaugurar en el centro de Santiago una semana dedicada a ese sector.

“Las Pymes son la columna vertebral, el sistema nervioso, el motor que mueve a nuestro país”, dijo el Presidente. Y según las cifras aportadas por el propio mandatario,  dos de cada tres puestos de trabajo en Chile eran generados por las pymes.

Sin embargo, el 18 de octubre comenzó una escalada de protestas  que terminaron por afectar a este sector.  Algunos locales fueron saqueados o vandalizados, y ante el escenario de incertidumbre  los indicadores económicos han comenzado a reflejar su efecto.

En visita a la región, el vicepresidente ejecutivo de CORFO, Pablo Terrazas, ratifica que el sector más afectado producto de las crisis son las pymes, “principalmente el sector relacionado con el comercio y el turismo”, advierte.

“Por lo tanto, lo que ha hecho el gobierno es ver qué instrumentos tenemos para poder hacerle la carga más liviana en estas semanas y en estos meses que vienen para que se puedan poner luego de pie y una vez que el país vuelva a su habitualidad, ellos puedan seguir en condiciones de ofrecer sus bienes o servicios y eso es  clave para el empleo”, señala.

En la región, ya  han comenzado a trabajar junto a Sercotec con los empresarios beneficiarios del primer catastro, por un monto de 100 millones.

¿Cuáles han sido las propuestas de CORFO?

Lo primero que hicimos fue hacer un catastro para levantar y tener información de la cantidad de pymes dañadas.  Hemos hecho dos catastros, uno lo hicimos en octubre y terminó el 31 de octubre, hicimos otro a fines de noviembre. En total, llevamos del orden de las 15 mil pymes afectadas desde el punto de vista de daño físico, ya sea en infraestructura o en su mercadería. Sabemos que lo que tiene que ver con la comercialización, con la venta, ha afectado prácticamente a la totalidad de las pymes, porque se ha visto golpeada la economía del país. Por tanto,  cuando un país crece menos, obviamente tiene menos ventas, la gente dispone de menos recursos y se afectan en globalidad a todas las empresas, incluidas las microempresas que son las más golpeadas y  tienen menos posibilidades de soportar  las crisis económicas.

¿Qué herramientas están proponiendo?

Primero fue hacer un catastro y dentro de ese catastro registramos a las empresas que tienen daño físico o han sido saqueadas su mercadería  y con ello los hemos ayudado vía subsidios. Estos subsidios constan de un apoyo que va desde los 500mil pesos a los 4 millones de pesos dependiendo dela gravedad del daño que hayan sufrido.

¿Cómo se determina el daño que han sufrido, el monto y habrá un seguimiento a los dineros aportados?

Primero que todo, lo que hacemos es  hacer un cruce con el Servicio de Impuestos  Internos para ver si es que realmente la baja en ventas obedece a los hechos ocurridos a partir del 18 de octubre. Vemos si  venían con ventas bajas desde antes de los hechos ocurridos o coinciden con la situación o episodios causados a partir del 18 de octubre, entonces, hacemos esa distinción. Segundo, nosotros trabajamos con agentes operadores que van a terreno y con los directores regionales que van haciendo constataciones acerca dela veracidad del  daño causado. En tercer lugar, respecto a fondos, siempre deben ser contra rendición, no es que entregamos sin tener algo a cambio respecto a lo cual se va a destinar los recursos; por ejemplo, pueden ser las remuneraciones y  ahí están las planillas de los trabajadores o pueden ser arriendos, que se pueden acreditar mediante contratos de arriendos, entonces siempre es contra un documento que acredite el gasto y ahí se hace el desembolso por parte de la CORFO.

¿CORFO determina el monto a entregar o es a solicitud de las propias Pymes?

Las pymes hacen una solicitud  y nosotros después chequeamos eso en terreno con los agentes operadores y directores regionales  y ahí llegamos al monto que vamos a subsidiar.

 

Créditos

¿En el caso de las pymes que no han sido saqueadas pero se han visto afectadas por la contracción de la demanda, hay instrumentos que se vayan a aplicar?

Como eso afecta al total, lo que hemos dispuesto ahí es un aumento importante en la capitalización de los fondos que garantizan a las pymes  a través del sistema financiero. Le inyectamos 200 millones de dólares a un programa que se llama FOGAIN y que depende de la CORFO, lo que significa que a partir del próximo año vamos a poder ayudar cerca de 38 mil pymes mediante créditos que otorgan las instituciones financieras y en condiciones más favorables que lo habitual.

Terrazas explica que el programa es permanente, “pero nosotros siempre le cobramos una comisión a los bancos y los bancos traspasan ese costo de comisión al usuario. Esta vez esa comisión baja a 0 y en otros casos  a 0,5% lo que es una baja muy importante; por tanto, van a tener créditos más baratos que lo habitual o personas que no tendrían acceso al crédito hoy lo van a tener porque la CORFO está siendo garante del cumplimiento de esas obligaciones que están asumiendo con las pymes”, dice.

¿Eso tiene algún plazo que de aplicará?

Tiene un plazo que vamos prorrogando mes a mes hasta que veamos que la situación del país haya vuelto a la tranquilidad. Vamos a ir evaluando mes a mes la violencia en la calle que es lo que hace que las pymes no puedan estar vendiendo y que la gente no pueda ir a adquirir los bienes y servicios, que ese es el problema que hemos tenido. La violencia en las calles que ha impedido que los comerciantes puedan ofrecer sus bienes y servicios en un ambiente de tranquilidad.

 

Turismo

En el caso de la región,  hay un sector fuerte que es el turismo.  Se acerca el verano y eso puede incidir en el desempleo, hay instrumentos de CORFO que puedan ayudar en esa área.

Hay instrumentos especiales para el turismo. Sin perjuicio de lo anterior, las empresas turísticas son pymes y están incluidas en los beneficios que tienen los demás y para nosotros es una empresa más, al final todas han sufrido y en principio queremos ayudarlas a todas por igual. Sin embargo, la CORFO tiene algunos instrumentos que a veces utilizamos para fomentar el turismo y a eso le queremos hacer algunos ajustes para entrar en las próximas semanas con fuerza a levantar con fuerza a las pymes del  turismo. Ahí estamos haciendo un convenio con la Subsecretaría de esa cartera para poder trabajar de manera coordinada y en conjunto.

¿La próxima semana podríamos tener novedades al respecto?

Sí,  la idea es ayudar en hacer agenda más colaborativa entre todo el turismo a nivel nacional. También buscar mercados  a nivel nacional, con mayor propaganda para que los chilenos optemos en esta oportunidad a veranear en nuestro país, además  el dólar va a estar muy caro por lo que les saldrá más barato veranear en Chile que el extranjero.

Pero también hay unos nichos que debiéramos buscar y para eso podemos hacer unos programas en conjunto entre distintas regiones o distintas empresas turísticas que se junten para poder hacer una parrilla programática y vender en el exterior. Entonces en esa coordinación y gastos administrativos de esas campañas nosotros como CORFO estamos interesados en apoyar en conjunto con la Subsecretaria de turismo.

 

“El gobierno ha tenido capacidad de diálogo”

Las medidas que ha tomado el gobierno para apaciguar las  demandas ciudadanas han sido las correctas, porque no solo está frenada la demanda si ni también la inversión.

Creo que sí, son esfuerzos importantes. El último anuncio que hizo el Presidente fue una inyección de  5.500 millones de dólares, es un esfuerzo gigantesco para cualquier país, sobre todo Chile que es un país que va en vías de desarrollo, destinar esa cantidad de recursos para enfrentar las demandas sociales. Es un monto significativo, porque ese monto sólo va para la reactivación económica. Por lo tanto, hemos visto como en las últimas semanas ha bajado también un poco la violencia y eso ha sido porque el gobierno ha tenido capacidad de diálogo para abordar no sólo los temas de las demandas más bien políticas, que van a ir detrás de una reforma constitucional, sino también para enfrentar las demandas sociales y también ahora ha hecho una agenda de reactivación económica ambiciosa que permitirá, estos tres elementos, esperar que luego  volvamos a una situación de la vida habitual que teníamos los chilenos para poder darle la tranquilidad  a los consumidores y a nuestras pymes de que vuelvan a vender y se genere el ciclo de la economía, para que las empresas puedan seguir creciendo y el turismo pueda seguir ofreciendo sus servicios.

Veo que gobierno ha estado en unas posición de dialogo, y se ha mantenido y ha estado sintonizando con las demandas sociales y eso es lo que hemos visto con las mejoras en las pensiones y una  agenda económica bastante ambiciosa con un anuncio de más de 5.500 mil millones de dólares que no va a ser indiferente para la economía nacional.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X