Crédito fotografía: 
El Día
Potenciar el empleo, generar crecimiento económico, enfrentar la sequía, además de definir el futuro de proyectos emblemáticos como Minera Dominga o el Túnel Agua Negra, son sólo algunos de los retos que este año se presentan en la región y que pueden determinar el dinamismo de ésta para la década que se inicia.

No ha sido un año fácil para la región de Coquimbo. 

La sequía primero, y el estallido social del 18 de octubre después, además de la incertidumbre frente a ciertos proyectos emblemáticos como el túnel Agua Negra o el proyecto minero-portuario Dominga, han significado duros desafíos para consolidar el esperado impulso económico que requiere la región. 

“Para este 2020 son muchos los desafíos que tenemos como país y como región” sostiene al respecto, la intendenta Lucía Pinto. 

Y no son desafíos menores, pues durante este 2020 – año de plebiscito constitucional y elecciones municipales y de gobernadores regionales – se podría trazar la ruta definitiva que la región de Coquimbo podría seguir para los próximos años.

De todas formas, todo dependerá de la concreción – o no- de algunas de los proyectos, programas e iniciativas, aquí analizados.

El futuro de Dominga

Probablemente, una de las iniciativas más emblemáticas de los últimos años, este proyecto minero-portuario impulsada por la empresa Andes Iron, contempla una inversión superior a los 2.500 millones de dólares.  

Actualmente, el proyecto se encuentra a la espera de su primera audiencia en el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta, la cual fue pospuesta –nuevamente-para el 3 de marzo de este año debido a la extensión de una licencia médica de uno de los ministros titulares del tribunal, Fabrizio Queirolo.

Considerada por autoridades locales y regionales, además de los principales agentes económicos de la zona como un proyecto dinamizador de la economía regional, no obstante, es rechazada por otros por el eventual daño ambiental que podría generar. 

De momento sin embargo, pareciera que en la comuna donde se ubicaría – La Higuera – tendría apoyo mayoritario según los resultados de la consulta ciudadana del pasado 15 de diciembre: un 56% de los votantes se manifestaron a favor de la puesta en marcha de proyectos mineros en la comuna. 

Empleo y crecimiento económico

Este jueves el Banco Central dio a conocer la cifra del Indicador Mensual de Actividad Económica, IMACEC correspondiente al mes de noviembre. De acuerdo con la información preliminar, éste cayó en un 3,3% en comparación con igual mes del año anterior.

Esta es la segunda caída que sufre la economía nacional, luego de que en octubre, el indicador también fuera negativo: -3,4%.

Y si bien, a nivel del Empleo, la región de Coquimbo presentó una tasa de desocupación de un 5,5% - algo mejor de lo esperado – lo cierto es que las autoridades han dejado en claro que en un año marcado por el estallido social, que conllevó el cierre o destrucción de comercios además de la caída de la actividad turística, sus efectos de más largo alcance están aún por verse. 

El seremi de Economía, Carlos Lillo, aseguró que el año 2020 “nuestra economía irá de menos a más, producto de las consecuencias del estallido social ocurrido desde el 18 de octubre del 2019, donde el desempleo y la caída en las inversiones representarán el gran desafío para nuestra economía. Cobrará mucha importancia variables internas más que externas, siendo los acuerdos políticos claves en nuestro crecimiento económico. A nivel regional estamos trabajando y potenciando a las micros, pequeñas y medianas empresas principalmente del rubro de Comercio y Turismo.”

Desde el mundo empresarial en tanto, el gerente general de CIDERE, Luis Valdebenito, insistió en que para dinamizar la economía regional es necesario “potenciar los grandes proyectos frenados. “Dominga”  y el Túnel de Agua Negra”, son dos ejemplos de obras que debieran implementarse, una privada y otra pública”. 

Ello implicaría a su juicio, adoptar “una mirada estratégica en donde el rol del Estado puede ser dinamizador de la economía”, agregando que “para recuperar el ritmo de la economía, debiéramos potenciar la innovación en nuestros productores.  Para eso debemos potenciar el trabajo que se hace desde ProChile y desde la Oficina de atracción de Inversiones de la CRDP, para vincularnos a nuevos mercados que nos permita diversificarnos para disminuir los riesgos ante crisis bilaterales, como es la guerra comercial que libra EEUU y China y que genera profundas consecuencias en nuestra economía”.

La amenaza de la sequía

Durante el recién pasado año 2019, la sequía generó estragos en el mundo agrícola de la región, especialmente, en el mundo criancero y en la agricultura familiar campesina del sector Secano de la región. 

Ahora, con un verano que se espera seco y cálido, y con el riesgo de que se vuelva a repetir la ausencia de lluvias durante este año, el enfoque continúa en la emergencia, aunque proyectando también un trabajo más estructural en un contexto de escasez hídrica  permanente.  

“Seguiremos ejecutando el Plan de Emergencia hídrica 2019 – 2021 para ser una región más eficiente en el uso del agua y asegurar este recurso para la bebida humana y producción agrícola”, señaló al respecto, la intendenta Lucía Pinto. 

“En enero a través de INDAP vamos a iniciar una nueva entrega de capital de trabajo al sector caprino así como al sector de la pequeña agricultura familiar campesina. Estamos hablando de un bono, que no es una solución definitiva, pero si ayuda en parte para poder solventar algunos gastos en el que se están incurriendo”, sostuvo por su parte el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes. 

Otras acciones de largo plazo, son la construcción de plantas desaladoras, embalses multipropósitos (para riego y consumo de agua potable), impulsar la búsqueda y puesta en marcha de nuevos pozos para alimentar a los APR, e incluso, instalar sistemas de telemetría en esos pozos para monitorear en tiempo real la disponibilidad de agua. 

El debate por el túnel

El avance de diferentes proyectos de inversión pública para la región marcará el año 2020.  La tercera etapa de la ruta Punitaqui- Combarbalá, la ampliación del puerto de Coquimbo, el proyecto de mejoramiento de la ruta 5 en la conurbación La Serena-Coquimbo o la esperada licitación de las últimas obras inconclusas de la ruta Coquimbo-Ovalle (D-43) son parte de esas iniciativas que pretenden tomar cuerpo durante este año. 

No obstante, durante 2020, probablemente sea el túnel Agua Negra el proyecto que más debate genere.  Si bien, desde el gobierno central han mostrado ciertas reticencias y objeciones a este megaproyecto – incluso no descartando la posibilidad de estudiar la apertura o habilitación de otras opciones frente a Agua Negra – se espera que con la asunción del nuevo gobierno de Alberto Fernández en Argentina, la iniciativa pueda tomar un nuevo impulso, al menos, desde el otro lado de los Andes.  

Sin embargo, el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman señaló que “lo que se ha propuesto al lado argentino es profundizar algunos estudios para generar la obra de la mejor manera (…) Nosotros estamos proponiendo financiar –como Chile - estos estudios, lo que es un paso bas importante en lo que es la ejecución de este proyecto”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X