• La importancia de la actividad minera para la región se demuestra en el aporte que ésta hace al PIB regional: entre un 20 y un 30% del total.
Crédito fotografía: 
El Día
La crisis sanitaria generada a raíz de la expansión del coronavirus inevitablemente ha afectado a la actividad, generando paralización de obras y otras consecuencias sobre sus trabajadores. Pese a ello, las compañías apuestan a nuevos proyectos y al beneficio de impulsar alianzas técnicas.

La pandemia del coronavirus comienza a sentir su presencia en unas de las actividades económicas más importantes de la región: la minería.

Y es que hasta el Consejo Regional, llegaron representantes de las empresas mineras de las regiones agrupadas en la Corporación Minera de Coquimbo, Corminco, para abordar junto a los consejeros miembros de la Comisión Especial de Reactivación Económica, el panorama actual que los enfrenta ante la pandemia que sigue amenazando su productividad.

“Hoy más que nunca necesitamos de la minería en nuestra región para poder reactivar económicamente esta situación de pandemia y el trabajo en conjunto que podamos hacer las autoridades con el mundo privado para ver de qué manera seguirán aportando va a ser esencial. Debemos destacar que la minería en nuestra región ha sido un motor histórico de desarrollo de nuestra región y país, mueve en gran parte la economía, representa un alto porcentaje del PIB, lo cual, los puestos de trabajo que genera no dejan de ser menores”, señaló al respecto, el presidente de la comisión, Cristián Rondanelli.

Panorama actual

Por su parte, Mauricio Gómez, gerente de Corminco señaló que “el precio del cobre internacionalmente ha aumentado un 10%, ello por una disminución en los stocks mundiales, por la falta de proyectos nuevos en el mundo y disminución de los niveles de producción en países más afectados por la pandemia”.

En la región en tanto, detalla que “algunos proyectos nuevos se encuentran en estado de “latencia”, como el proyecto Inco de Minera Los Pelambres, lo que conlleva a que los contratistas y las consultorías también disminuyen sus labores asociadas”.

La situación más crítica está sin embargo, “en Minera Tres Valles, donde se paralizó uno de los rajos, por lo que afecta a más de 100 trabajadores. Sólo se está trabajando con la parte subterránea de la mina, hasta que se controle la emergencia”.

En efecto, esta compañía determinó comenzar con la fase de suspensión temporal de sus labores para solamente continuar con su funcionamiento en planta con el staff estrictamente necesario, esto con el objetivo de salvaguardar la salud de sus trabajadores y la sustentabilidad del negocio.

Y es que según la organización gremial, la producción se ha visto ralentizada producto de la falta de abastecimiento de algunos insumos como el combustible, ácidos y cal, así como también problemas de traslado de trabajadores. 

Sobre la situación de la pequeña minería, Gómez indica que “las grandes empresas son el poder de compra de ésta, la cual está prácticamente paralizada, por lo que se debe mejorar las competencias de estos pequeños mineros”, aseguró.

Una de cal

Pese a los nubarrones que se observan en el horizonte producto de la caída de la actividad económica, para el mandamás de Corminco, la situación aún puede remontarse e incluso, se ve auspiciosa.

“Ello, considerando el precio del cobre y la entrada en producción de proyectos importantes como la minera Arqueros, en la provincia de Elqui, que absorbería cerca de 2.000 contrataciones en la etapa de construcción y 600 personas en la etapa de operación, con una inversión de 200 millones de dólares . A su vez existe el compromiso de contratación de personal local certificado y uso de los servicios locales”, afirmó Mauricio Gómez.

Al mismo tiempo, el dirigente minero destacó iniciativas como el nuevo Centro de Evaluación y Certificación de Competencias Laborales, conformado en alianza con Cidere, para la certificación en diferentes sectores económicos tales como el turismo y la construcción. “Este centro va a ser presentado a través de un proyecto FIC de la CRDP, con un monto total de 50 millones, de los cuales, un 50% son aporte privados, para la certificación de cerca de 500 trabajadores”, destacó.

Por lo mismo, el consejero regional Cristián Rondanelli, insistió en que “debemos seguir trabajando en una reactivación desde los distintos ámbitos productivos de la región. Seguir atrayendo las inversiones en la mediana y gran minería. También apurar fases siguientes de los proyectos nuevos”, afirmó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X