Crédito fotografía: 
Referencial / Lautaro Carmona
Desde el día lunes que pequeños y medianos empresarios cuyos negocios estuvieron cerrados durante dos meses comenzaron a operar con la esperanza de poder recuperarse en esta Fase 2 de Transición. Pese a que valoran que las personas puedan ir a comprar a sus recintos, están conscientes de que un paso en falso podría significar un retroceso y volver al confinamiento, por lo que el llamado es a no concurrir en masa. Desde el Ejército y Carabineros enfatizan en que durante estos días el comportamiento de la ciudadanía no ha sido el óptimo, pero esperan que mejore en lo sucesivo.

Desde hace prácticamente un año que sus vidas cambiaron y todo se tornó más difícil. Los pequeños y medianos empresarios de la zona, sufrieron primero las consecuencias del estallido social, y luego, cuando pensaron que repuntarían y podrían paliar en parte las pérdidas que en muchos casos los tuvieron a punto de bajar las cortinas, llegó la pandemia del Coronavirus y echó por tierra los sueños de resurgir que tenían los comerciantes.

Pero ahora tras dos meses de cuarentena total, y la entrada en vigencia de la Fase 2 de Transición, se enciende la luz de esperanza para un nuevo comienzo, aunque siempre con el miedo latente de que “algo vaya a salir mal” y la conurbación tenga que retroceder en el Plan Paso a Paso del Gobierno y retornar al confinamiento obligatorio.

Esperanza y cautela

En el centro de La Serena, los locales del Caracol Colonial llevaban más de 60 días cerrados producto de la medida sanitaria, y ayer cuando fuimos al lugar se encontraban en proceso de reapertura. Algunos ya funcionando desde el lunes, mientras que otros, más cautelosos, reorganizando sus productos y las ideas para recibir clientes.

Sergio Galleguillos, de la joyería del mismo nombre, fue uno de los que primero empezó a funcionar. Asegura que “lo necesitaba” ya que había sido demasiado tiempo sin abrir y su economía se resentía cada vez más. Según relata, tanto el lunes como este martes hubo una afluencia de público que no esperaba. “Demasiada gente”, cuenta, lo que le genera sentimientos encontrados. Y claro, por un lado es positivo para que “la cosa se reactive”, pero por otra parte es consciente que si las personas comienzan a concurrir en masa a comprar de manera desmesurada podría  ser contraproducente y producirse un rebrote de Covid. “Es bien complejo el asunto. Para nosotros estar completamente cerrados tanto tiempo ha generado pérdidas irreparables, incluso hay locales que sencillamente tuvieron que bajar la cortina para siempre. Por eso que nos alegra el haber avanzado de Fase y que se nos permita trabajar, además teniendo una cantidad de público importante”, sostiene Galleguillos, quien, eso sí, hace un llamado a que se respete la normativa sanitaria, para no tener que volver atrás. “Tenemos que ser responsables, locatarios y clientes. En mi caso dejo entrar de una sola persona, tienen que estar con mascarilla y respetar el distanciamiento social. Si lo hacemos bien, creo que el futuro será positivo”, esgrimió el locatario, con optimismo.

En el mismo recinto, pero dedicado a la venta de videojuegos, Karim Hariri prefirió esperar antes de comenzar con la atención al público. Sin embargo, asegura que lo hará hoy, por lo que la mañana de ayer martes se encontraba acomodando sus artículos. Para él, nacido en Marruecos, pero con familia chilena, la reapertura de su negocio surge como “la salvación” ante la precaria situación a la que lo ha llevado la pandemia. Sabe que el riesgo de contagios y rebrotes está latente, pero “hay que asumirlo, porque si no, nunca vamos a volver a la normalidad”, manifiesta, agregando que la única condición para que puedan converger la reactivación de la pequeña economía con la salud pública es siendo responsables. “No hay que volverse locos. Yo sí creo que anda mucha gente en la calle teniendo en cuenta que recién se levantó la cuarentena. Me gustaría ver más tranquilidad, que avancemos lento, pero seguro”, asevera el marroquí asentado en Chile.

Poco a poco

José David Rodríguez tiene su local de venta de bolsos, carteras y mochilas desde hace más de 20 años en el centro de La Serena. Relata que los últimos meses han sido probablemente los más complejos de su vida, aunque asegura que lo vio venir cuando se registraron los primeros casos de Covid en la zona, e inmediatamente las autoridades hablaron de restricciones. “Con lo que estaba pasando en Europa, uno imaginó un escenario como el que finalmente se dio acá. Ahora, confieso que en un momento pensó que no decretarían cuarentena total, pero cuando lo hicieron fue un golpe de gracia, ya que desde el estallido social que andábamos al 3 y al 4”, cuenta.

Siendo su única fuente laboral, y con uno de sus hijos enfermo y otro desempleado, tuvo que ingeniárselas para generar recursos, sobreponiéndose al adverso escenario en el que hubo momento en los que pensó en “tirar la toalla”. No lo hizo, e inició un nuevo negocio de bandejas artesanales, las cuales durante este tiempo vendió a través de internet. “En los peores momentos surgió la idea. Yo aprendí a hacer estas bandejas hace años, y de hecho hice algunas para uso personal. De repente pensé en que a la gente le podían gustar, y funcionó. Al menos con esto pude mantenerme, eso sumado a los pocos ahorros que quedaban. Ahora estamos levantando el negocio de nuevo, y rezando para que se vaya pronto esta pandemia que ha hecho tanto mal”, manifestó el micro empresario.

La pasión

Alfredo Iter, es uno de los propietarios, junto a familiares, de la tienda TodoDeportes de La Serena. Llevan 11 años en ese lugar, siempre con clientes fieles que a su vez llevaban a otros, los que quedaban “encantados” con los artículos del local, todos relacionados principalmente al fútbol y personalizados, especial para realizar regalos. Pero llegó el momento en el que mantener el negocio se hizo insostenible, incluso antes del confinamiento porque había menos gente en la calle, los problemas económicos de sus compradores habituales se hicieron notar, y dejaron de vender, por lo que no abrían todos los días. Ya cuando se decretó la cuarentena total, intentaron reinventarse y trabajar online, pero nunca fue lo mismo. “Algo se vendía, pero poco. Se notó mucho la diferencia ayer (lunes) cuando abrimos y vendimos harto, pero en la mañana, ya entrada la tarde la gente desaparece nuevamente”, asegura el joven de 32 años. Esto último le parece bien, ya que “tampoco es la idea que ande demasiada gente en la calle, porque vamos a tener que volver a cerrar. Aquí hay que ponerse las pilas con la prevención para poder empezar a mover esto sin consecuencias en la salud. Todos con mascarilla, lavarse las manos a cada rato y empezar a salir de a poco, eso le pediría yo a la gente, que se porte bien y que nos portemos bien para llegar a Navidad sin cuarentena, y lo más avanzados que se pueda en las fases”, precisa Iter.

Seguir esforzándose

Tal como ellos, existen miles de pequeños y medianos empresarios en el país, que a duras penas pudieron sobrevivir, y que luchan por levantarse nuevamente dentro de las posibilidades y restricciones que entrega el haber salido de la cuarentena total y entrar en la Fase 2 de Transición.

El presidente de la Cámara de Comercio de La Serena, Patricio Araya está convencido de que la puesta en marcha de estos pequeños negocios, son parte fundamental y la génesis para la reactivación económica mayor, pero, tal como sostienen la mayoría de los comerciantes, la oportunidad puede irse de las manos si la ciudadanía –y también locatarios- no responden de manera adecuada. “Sabemos por lo que han pasado los comerciantes, pequeños y medianos empresarios, socios y no socios de la cámara, por eso que nos pone optimistas este avance y que estén reabriendo para volver a trabajar. Desde luego que hacemos el llamado de la gente para que concurra y prefiera el comercio local porque se necesita ese apoyo, pero al mismo tiempo llamamos a que la gente tenga mucha cautela, en los horarios que van, en el uso de elementos de protección personal y evitar las aglomeraciones. Es decir, tenemos que empezar a reactivarnos pero siempre acorde al contexto sanitario, que todavía es muy complicado”, sostuvo Araya.

Generales y el llamado de atención

Durante la mañana de ayer, el general jefe de la Defensa Nacional, Pablo Onetto, hizo una evaluación del cómo se está comportando la gente en esta nueva Fase del Plan Paso a Paso, y llamó a la prudencia, ya que según su diagnóstico, la ciudadanía no estaría presentando el mejor accionar. En ese sentido, fue categórico y precisó que tal como ha ocurrido en otras regiones del país, aquí también se podría retroceder. “Hemos visto que en otros lugares se ha pasado de Fase 4 a Fase 1 directamente, así que no hay que confiarse”, expresó, agregando que la gente se ha visto “algo ansiosa” lo que ha generado, por ejemplo, aglomeraciones innecesarias. “Me tocó ver una joyería que tenía una fila de 20 personas, entonces, hay cosas que no se explican. Gente fumando en la calle, comiendo en la calle, lo que no es correcto. Y lo que ha estado pasando también es que se enojan si son fiscalizados (…) Están saliendo familias completas a pasear, y si lo hacen la idea es que no lo hagan al centro de la ciudad, ni que concurran en masa a los centros comerciales”, manifestó Onetto.

El jefe de la IV Zona de Carabineros, general Jorge Tobar, coincidió con el Jefe de la Defensa, en que el comportamiento no estaría siendo positivo en el inicio de la transición. De acuerdo a su análisis, esto responde a situaciones de carácter sociológico. “La gente vivió en cuarentena por dos meses, lo que puede generar esta sensación de ansiedad que ha producido esta suerte de desborde en los sectores céntricos. Pero esto puede ser contenido y controlado a partir de la mayor toma de conciencia de las personas. No se explica que haya largas filas en el Mall, que ayer estaba repleto de gente. Yo llamo a las personas a hacer esta reflexión para que durante los próximos días vamos moderando estas conductas”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día