• El ministro de Agricultura, Antonio Walker, aseguró que este sector será uno de los protagonistas de la reactivación económica del país una vez que pase la pandemia del coronavirus.
Crédito fotografía: 
CEDIDA
Durante su última visita a la Región de Coquimbo, el secretario de Estado destacó la condición “estratégica” de la actividad, dada que ésta, a pesar del contexto de crisis sanitaria, ha seguido produciendo. Por lo mismo aseguró, en conjunto con BancoEstado, se han planteado establecer algunas medidas específicas de financiamiento para aquellos pequeños y medianos agricultores que, a raíz de la pandemia, han visto afectados sus ingresos producto de la paralización de actividades.

Una nueva visita a la Región de Coquimbo realizó este jueves y viernes el ministro de Agricultura, Antonio Walker.

La llegada del secretario de Estado a la zona se da en un contexto aun marcado por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, contexto en el cual, la agricultura está cumpliendo una labor fundamental, en cuanto a ser la actividad sobre la que recae la mantención del suministro de alimentos frescos en el país, labor que es constantemente destacada por la autoridad.

Pero además, Walker llega en un momento en que las últimas lluvias han mitigado en algo el peligro latente que existía desde fines del año pasado, en cuanto a la ocurrencia de un eventual racionamiento de agua en el país, amenaza que se cernía si es que se volvía a dar un año históricamente seco como fue 2019.

En medio de todo este escenario – a lo que suma además, una histórica caída del Imacec en mayo del 15,3% - el ministro confía en que la agricultura será, una vez pasado lo peor de la pandemia, “el puntal” que permitirá al país recuperar su crecimiento económico. ¿La razón? Porque ésta no ha parado de funcionar y en el pasado, ha sido clave en los periodos post crisis.

-Pensando en lo que va a ser el periodo de la post pandemia ¿es posible pensar en una reestructuración productiva, en este caso de la actividad agrícola, una vez que pase esta coyuntura? ¿Qué papel cree Ud., que va a cumplir este sector a futuro?

“Nosotros hemos dicho que la agricultura va a ser fundamental para reactivar la economía de Chile y especialmente, la de las comunas rurales, porque si uno ve como está el comercio, como está el turismo o la construcción, están hundidos. Pero la agricultura está ahí donde mismo, los mercados están intactos, la gente sigue trabajando, la actividad se ha ganado la confianza de los chilenos y del mundo. Por lo tanto, creo que la agricultura, que siempre es contracíclica, o sea cuando a Chile le va mal, a la agricultura le va bien, y viceversa.

Ahora bien, si bien entendemos que la actividad agrícola es un sector de la economía muy estratégico, no lo es solamente en la parte económica, pues la salud depende mucho de la alimentación, y ésta, de la capacidad de producir que tiene la agricultura.

Por ende, creo que se viene una era muy importante para la actividad, de hecho lo he hablado con otros ministros de agricultura de América también, y ellos concuerdan en lo mismo, pues la seguridad alimentaria es clave”.

-Hablando de ese último tema, según un informe de la FAO publicado en junio, producto de la crisis sanitaria, en Chile se calculaba que el número de personas que podían estar en riesgo de caer en una situación de inseguridad alimentaria podía llegar al millón de personas. ¿Qué se está haciendo para evitar esa situación?

“Ese informe de la FAO dice la verdad. Básicamente explica que para América podían entrar en inseguridad alimentaria unas 85 millones de personas. También dijo la FAO que en Chile habían 600 mil personas con inseguridad alimentaria actualmente,  y que después del Covid-19 podíamos tener cerca de un millón de personas bajo inseguridad alimentaria.

Por eso, nosotros vamos a hacer todo lo posible como Ministerio de Agricultura, que eso no se cumpla, y creemos que lo podemos hacer.

Así, en este momento es muy importante contar la disponibilidad de alimentos, que ya la tenemos. También es muy importante el acceso a alimentos a precios estables y competitivos. Y hemos visto que están esos precios. Y después necesitamos mejorar el ingreso familiar para que las familias puedan tener acceso al alimento, y para eso el Ingreso Familiar de Emergencia que son 100 mil pesos por persona, también el bono Covid-19 que está entre 50 y 60 mil pesos, y las canastas familiares que entregamos.

Por cierto también hemos inyectado financiamiento a la agricultura familiar campesina  para que los agricultores puedan tener capital de trabajo con tal de que puedan seguir trabajando.

Por cierto que también estanos apoyando a los mercados mayoristas como las ferias porque la logística y la distribución de frutas es muy importante para asegurar los alimentos”.

-¿En Chile entonces, no habría riesgo de sufrir desabastecimiento si es que la emergencia sanitaria se extiende en el tiempo?

“De los 10 puntos que proponía la FAO para enfrentar la pandemia, nosotros prácticamente nos pusimos en campaña desde el primer día - incluso sin conocer las propuestas de la FAO- para cumplir con esas propuestas. El ministerio de Agricultura ya estaba trabajando en esas medidas.

Y creo que esas medidas están bien enfocadas y por eso, celebro que nosotros nos hayamos adelantado y formado a nivel nacional, el Comité de Seguridad Alimentaria, donde participa toda la cadena encargada del abastecimiento de alimentos. Todo eso me hace estar optimista respecto de que a Chile y a los chilenos no les falten alimentos”.

-No obstante, con las ferias libres ha habido ciertas polémicas entre el ministerio y los feriantes con alcaldes de algunas comunas quienes incluso, han solicitado el cierre de estos espacios.

“El ministerio de Agricultura ha sido el principal socio de los feriantes. Estamos trabajando con ellos, son 1.100 ferias a lo largo del país, hay 350 mil personas que trabajan ahí y ellos abastecen al 70% de la población de Chile a precios justos, lo que es muy importante, y con alimentos muy saludables. Para nosotros pues, las ferias son claves para sostener la seguridad alimentaria.

Ahora, lo que tenemos que hacer es dividir estas ferias en muchas ‘micro ferias’, pero a la vez, estamos trabajando con los alcaldes, hemos invitado a cada uno a conversar con nosotros y por lo mismo, creemos que es muy importante adoptar todas las medidas recomendadas por el protocolo sanitario. De ahí que estamos promoviendo una feria 2.0, que minimice el riesgo de contagio, pero que pueda abastecer de alimentos al barrio, a la comuna, y al país”.

Recursos en medio de la pandemia

-¿Cómo se está ayudando a aquellos agricultores que, producto de la crisis sanitaria, no han podido generar ventas y requieren de urgente liquidez?

“Sin duda que el financiamiento es clave, y por eso desde Indap hemos prorrogado todos los vencimientos de los créditos por 120 días. Además hemos sacado nuevas líneas de crédito para que los usuarios de Indap renegocien su deuda a una tasa real del 0%.

Por otro lado, el BancoEstado puso una capitalización de 500 millones de dólares para justamente, inyectar financiamiento para los pequeños y medianos agricultores.

Tuvimos una reunión el viernes pasado con el presidente del BancoEstado, el cual va a ser un puntal muy importante para inyectar recursos”.

-¿Y cómo se está auxiliando a los agricultores que no están en Indap?

“Para ellos tenemos a Corfo, a BancoEstado también, y tenemos la banca con este aval del Estado que es el Fogape. Este crédito de hecho es para ellos y ahora queremos que los ocupen y se informen. Yo los invito a acercarse al Seremi de Agricultura de la región para que ellos vean la enorme cantidad de instrumentos de que se dispone para el financiamiento de los agricultores”.

-No obstante, dadas las características y los ciclos productivos de la agricultura, a los productores se les ha mas difícil acceder a la banca. Además, no todos han podido acceder a los créditos Fogape.

“Sí, les ha resultado más difícil, y por eso en mi reunión con el presidente del BancoEstado le pedí que pudiéramos adaptar ciertos instrumentos financieros para la agricultura específicamente, que se adecuen a los tiempos y a los ciclos de esta actividad.

Y si bien, los Fogape empezaron lento, ahora están tomando mucho vuelo. Ya se han prestado más de 10 mil millones de dólares y también se han cursado más de 170 mil operaciones”.

Agua: no bajar los brazos

-¿Cree que el fantasma de la sequía se ha atenuado en algo a propósito de las últimas precipitaciones que han caído en la región y el país, más aún, cuando existía el temor de que este año fuera tan seco como 2019?

“Bueno, bienvenidas estas lluvias, son muy importantes. Ver las reservas de nieve, los caudales de los ríos, ver como se recargan las napas subterráneas, ver como se recargan los acuíferos, sin duda que es muy importante para poder enfrentar de la mejor forma posible la próxima temporada, y poder llegar con disponibilidad de agua para las cosechas.

Además, es una muy buena noticia para una región como ésta, que ha sufrido muchísimo con la sequía. Solo los crianceros perdieron más de 100 mil cabezas de ganado caprino el año pasado y mucha gente perdió sus producciones agrícolas.

Ya hemos tenido cuatro veces más lluvias que el año anterior lo que es una buena noticia, pero estamos lejos de un año normal, lo que en sí, es una mala noticia, ante lo cual no podemos bajar los brazos.

Por eso, hemos duplicado el presupuesto de la Comisión Nacional de Riego, con el fin de invertir en riego tecnificado, en telemetría, revestimiento de canales, bocatomas, marcos partidores, etc. Sólo decir que a la CNR la recibimos con un presupuesto de 48 mil millones de pesos y ahora cuenta con 110 mil millones de pesos.

Es clave aprovechar la poca agua que tenemos, pero también, debemos retomar las grandes obras de riego. Esta es una región que tiene ocho embalses, me tocó inaugurar el tranque Valle Hermoso, y ahora vienen tres nuevos proyectos como Canelillo, Murallas Viejas y La Tranca”.

-Ante los recortes que han sufrido los presupuestos de diferentes carteras –entre ellas Agricultura – producto de la pandemia, ¿cómo se pretende concretar los diferentes proyectos de infraestructura hídrica que se han planificado?

“Nosotros esperamos que en los 12 mil millones de dólares que anunció el Presidente de la República en este gran acuerdo nacional último, haya una parte de esa inversión enfocada a la infraestructura hídrica del país, y especialmente a proyectos de riego que tenemos aprobados en la CNR que no se han podido ejecutar por un tema de presupuesto.

Hemos presentado además, muchos proyectos de Indap a este nuevo fondo, y por eso esperamos, que de estos recursos, vengan una cantidad de inversiones importantes para la agricultura, pero sobre todo para los agricultores más pequeños”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital