En la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río 2016

Tal como estaba programado, en el lugar número 48 desfiló la delegación chilena. Y con ello, el aplauso de los casi 90 mil asistentes que dijeron presente en el mítico Estadio Maracaná y también de los propios deportistas nacionales, encabezados por Erika Olivera, sonriente y luciendo un impecable traje de "huasa", cerca de las 20:16 horas de Chile.

Tras ellos, el símbolo patrio fue ubicado junto al del resto de las delegaciones en la pista central del recinto, que condensó, con el correr de los minutos, a multitudes. Claro, ya que unos 10.000 atletas dijeron presente, al igual que 5000 voluntarios, 300 productores artísticos, 200 bailarines, 12 escolas do samba con 504 ritmistas y 5500 trajes de vestuario, además de un público estimado en 3 mil millones de espectadores en el mundo.

Dentro de las más entusiastas estuvieron las hermanas Gumucio de la vela que no dudaron en bailar ante la cámara de la transmisión oficial de la Ceremonia Inaugural. 

En total fueron 52 los integrantes de la delegación chilena que desfilaron en el Maracaná, siendo 30 de ellos deportistas y los demás entrenadores y el jefe de misión, Jaime Agliati.

A pura samba

La ceremonia, que comenzó a las 19:00 horas, tuvo una temática ecológica y pacifista, promoviendo la importancia de la Amazonia brasileña para el medio ambiente en el planeta. Sin embargo, la samba, el pasinho y el funk, los ritmos y bailes nacidos en las favelas cariocas se apoderaron del Maracaná y convirtieron la inauguración de los Juegos Olímpicos en una fiesta con la fuerza arrolladora de la cultura negra, que hizo mover a todo el estadio.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X