Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El entrenador de CD La Serena, quien ayer conversó con los periodistas de la zona, reconoció que deben estar preparados para la exigencia que significará enfrentar a Unión La Calera y Santiago Wanderers, donde se jugará la continuidad en la Primera División.

Tiene claro el técnico de CD La Serena, Ivo Basay, que en los próximos diez días se jugará el destino del elenco papayero en la Primera División. En ese tiempo, tendrán que luchar por la permanencia enfrentando a Unión La Calera, en calidad de visitante en el Estadio Nicolás Chaguán Nazar, y a Santiago Wanderers, encuentro agendado para el 5 de diciembre en la cancha de La Portada.

Dos duras estaciones a las que tendrán que hacer frente buscando los puntos que le permitan zafar de la zona de Promoción y el Descenso, para de esa manera garantizarse en la serie de Honor en el 2022.

La lucha con ambos rivales de la región de Valparaíso presenta complejas visiones, ya que el duelo con los cementeros de este domingo, 18:00 horas, se jugará en una superficie sintética y con un adversario que presenta ambiciones disímiles, ya que pretende ubicarse en el tercer lugar del ránking para postularse a la fase inicial de la Copa Libertadores.

Aunque La Calera ha enredado un par de puntos en su localía, Basay asume que se trata de un partido de complicaciones, toda vez que el rival dispone de una plantilla generosa, que sabe en qué momento golpear, como lo hizo en la jornada anterior cuando de visitante venció a Everton en Viña del Mar.

El viaje



La agenda de los granates parte hoy con el viaje hasta la ciudad de Quillota. La idea es poder cumplir con una práctica en superficie sintética que se asemeje a la que encontrarán en La Calera, según plantea el deté de los granates, “la cancha es un tema, podíamos haber entrenado en sintética, aunque no tiene mucho sentido, ya que el pasto de La Calera es uno de los más modernos, nunca lo encontrarás en otra superficie, por eso trataremos de llegar y entrenar en algo que se asemeje”, precisó ayer en conferencia de prensa.

Para Basay, no hay partido fácil o resuelto antes de comenzar a jugar, “el partido con La Calera es súper complejo, en los últimos años han estado peleando copas, nosotros estamos en otra condición, pero también sabemos la responsabilidad que tenemos, ya que los puntos son vitales, son finales que debemos enfrentar como corresponde, con todo el esfuerzo y tratando de llegar con la mejor gente posible, no solamente en la parte técnica, sino que en la física, ya que serán partidos a muerte”.

Agradece el entrenador que tiene prácticamente a toda la plantilla en condiciones, incluso, existe la posibilidad, dependiendo de su evolución, que para la última jornada cuente con Juan Ignacio Cavallaro, quien ha tenido una rápida recuperación. “Esperamos que Juan pueda llegar al último partido, ha tenido una recuperación más rápida de lo esperado, ya que recién comenzó a realizar trabajo físicos y se pueden intensificar de acuerdo a como se vaya sintiendo, otros vienen tocados, pero el único descartado es él”, recalcó.

No hay señales



Si bien el jefe técnico de los granates no quiere dar señales del equipo que presentará en el sintético cementerio, tiene claro las virtudes y defectos de su adversario, “si te digo ahora lo que pensamos hacer es dar una pequeña ventaja de acuerdo a lo que ellos puedan trabajar, más allá del tema que sabemos cómo juegan, la preocupación principal es nuestro funcionamiento, de que podamos sostener en el tiempo una regularidad, que nos encontremos. Tenemos claro cómo juegan, han variado poco, han jugado con línea de tres más que cuatro en el último semestre y debemos controlar las pasadas de sus laterales que son los que generan pasadas por los costados”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X