Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
El mandamás de la SA que rige los destinos del club granate hace exactamente un año, entrega un balance de esa gestión, asumiendo que han cometido un grave error al no dar a conocer a la comunidad los hechos y pasos dados hasta el día de hoy. Asegura que buscan crear un club modelo, respetando la historia y tradición del club más antiguo del norte del país.

En las últimas semanas el presidente de CD La Serena, Cristian Contador Vera,  ha visitado a la plantilla y la ciudad, como no lo hizo en la temporada 2018. Entiende, a manera de autocrítica, que esa ha sido una de las falencias en la administración y que en esta nueva estructura que han diseñado, la idea es coordinar para tener un mayor acercamiento con los actores vinculados a CD La Serena.

En conversación con diario el Día, explicó el timonel de la Sociedad Anónima que rige los destinos del club, que tras hacer una evaluación en este mes de abril, donde cumplen un año directamente al mando del club, que aún hay muchas cosas que deben seguir mejorando y otras que hay que cambiar, “hay varias cositas que han sido evaluadas como no óptimas, no ha sido una buena gestión en algunas cosas, debemos reconocerlo para mejorarlo”.

-¿Delegó en un equipo que no cumplió?

“Hicimos una mala campaña dentro de varios errores del año pasado.  Ariel (Pereira) tuvo que separarse de la institución, eso pasa en los oficios y profesión, estamos sujetos a la evaluación (incluso no dudé en recomendarlo cuando me pidieron referencias  de él), pero no lo acompañaron los resultados, esto es así. Hoy estamos con otro cuerpo técnico, con don Luis Marcoleta, estamos contentos con él”.

-¿En el fútbol eso siempre puede pasar?

“La semana pasada lo conversé con los jugadores, previo al duelo con San Antonio y les dije que acá todos estamos expuestos a la evaluación y no quiero llegar a fin de año o mitad de campeonato y tomar una decisión de separarlos del plantel, ya que están acá con el propósito de que triunfemos juntos, ese es mi propósito, pero si tengo que hacer lo que hice el año pasado, no voy a tener duda en hacerlo”.

Luis Marcoleta

-¿Cómo notó la recepción? 

“También les di un propósito por el cual luchar y es que nosotros tenemos que convertir nuestra localía en un parapeto inexpugnable, nunca más podemos entregar puntos de nuestra localía sin antes derramar sangre, sudor y lágrimas. De hecho se  dio un buen partido y esperamos que este mes de abril sea de buenos resultados, de puntos que nos dejen en una posición impecable. Nos irá bien en abril, es mi expectativa, queremos ver  La Portada con más gente, tenemos que reencantar a nuestra gente”.

-¿Qué espera de manera especial de Luis Marcoleta?

“La situación con él es muy grata. A  él no lo trajimos para que cuelgue entre sus pergaminos  de logros otro ascenso más a Primera División, lo trajimos para jugar en la Primera División. La visión mía es un poco más de mediano y largo plazo, yo espero estar  la altura de lo que él necesita para desenvolverse con sus grandes atributos que todo el mundo conoce.

“Antes de irnos a Cartagena al partido de Copa Chile con San Antonio, nos reunimos con todo el plantel, administración y cuerpo técnico, hicimos un pequeño almuerzo, nos dijimos las cosas y nos ciframos las metas y expectativas de corto plazo, ya que no nos esperarán. Es interesante que se conozca esta parte, ya que estamos seguros de que abril será un mes muy importante. Creo que ha sido importante pasar por este punto de inflexión y siento algo distinto después de ese conclave. Esto es como cuando abres las ventanas, salimos de este buque con una carga importante y diversos focos abiertos por todas partes, desgastó a muchos y sacó a varios del objetivo y eso nos hizo trastabillar, pero estamos de pie y daremos un espectáculo positivo”.

-¿Pensó en algún momento en dar un paso al costado?

“No, soy un aguantador de presión, trabajo bastante, me ha tocado en la minería trabajar bajo estrés, no hay peor cosa que tener un accidente, me la he pasado en la esa cuerda floja y hemos tenido una empresa responsable, y acá estoy buscando replicar el modelo. Estoy trabajando en lo más útil, en su momento era estabilizar el club, su flujo, pagar las deudas, servir esa deuda y darle el soporte que esto necesitaba, no es simple manejar una institución, no me lo imaginaba que era así, para ser franco, miro para atrás y digo lo que hemos hecho, valorado o no, no me importa, sé lo que hemos hecho y no ha pasado tanto tiempo desde que estamos acá”.

Complejo deportivo

-¿Conversaron la posibilidad de comprar  los terrenos del complejo deportivo Barrick que fueron adquiridos por un privado?

“Esto de priorizar requiere de mucha lucidez, no nos puede pasar lo que le ocurrió a la U, que vamos prometiendo cosas y después no cumplimos y nos complicamos con la hinchada y se genera la frustración. Creo que hay que priorizar y ser consistentes, cumplir con lo que uno se compromete, si no pierdes el crédito con todos. 

-En el complejo La Alpina contaban con grandes condiciones para trabajar y hoy no queda nada de eso...

“No diría que nada, tengo el mejor concepto de Luciano Erler, quien además es parte del directorio de este club. Ël fue una de las primeras personas que me recibió y siempre estaré agradecido de eso, pero hay veces que los caminos simplemente divergen,  no porque existan problemas, sino que es imposible, muchas veces ocurre así, que se dé una convergencia en un proyecto, lo que es muy natural y no significa que exista un problema entre medio o algo que nos distancie. Estamos en un proyecto y vamos a perseguir que este club tenga sus instalaciones definitivas como lo hablamos en su debido momento, pero hoy tenemos donde entrenar, las divisiones formativas tienen su lugar de entrenamiento y estamos organizando lo de las escuelas de fútbol infantiles. El proyecto en general no tiene ningún problema, totalmente sostenible con todos sus lugares tanto para jugar partidos oficiales como para entrenar resueltos”.

-¿Salieron de ahí por discrepancias económicas?

“Reitero que no son dificultades, no existe un acuerdo bueno en que algunas de las partes no esté feliz, un buen acuerdo es cuando se genera la comodidad de ambas partes, si bien no llegamos a un acuerdo estamos trabajando en eso también, por lo que perfectamente nosotros podemos volver a entrenar ahí, las puertas no están cerradas para nosotros y nosotros tampoco hemos cerrado las alternativas de que así sea, pero si tenemos la responsabilidad de salir adelante”.

-¿Por eso han recurrido al municipio?, en caso contrario sí que sería complicado...

“En la vida sin duda que si hacemos un hipotético fuera esto, aquello o lo otro, pero uno se va forjando, si  no fuera por la municipalidad, pero también te digo si no fuera porque llegamos, si no fuera por muchos, no estaríamos en ninguna parte. Retrotrayéndonos al 2017, el club hubiese desaparecido, siguiendo el camino de otros, pero eso no fue, ya está, dimos vuelta esa página, llegó alguien, se hizo cargo, está intentando sumar y ha cometido errores que está intentando subsanar”.

Millonaria deuda

-Siempre se habló de una deuda del orden de los dos mil millones de peso, ¿eso lo tenían claro?

“No al nivel que terminó siendo, aparecieron muchas cosas que nos sorprendieron. Como dice el dicho, al que le quepa el sayo que se lo ponga, pero sí hubo sorpresas. Efectivamente, la venta del Canal del Fútbol  era la apuesta para poder sostener esto, ha sido diligentemente dispuesta para servir la deuda. No entraré en montos, pero el déficit del año pasado fue de 500 millones de pesos. Recibimos lo que estaba, fue el déficit del equipo armado y hubo que pagar finiquitos, despidos, fue brutal, la tesorería, las deudas previsionales, la salida de Granate SA, en cada una de ellas una  porrada de plata. Sin duda que no alcanza para todos, esa plata ya no está, el desafío para nosotros hoy día es estabilizar el flujo de este club según los ingresos que tenemos con la nueva fórmula del Canal del Fútbol, el borderó que son los hinchas que tienen que ir al estadio”.

-Y en ese sentido ¿cómo están hoy?

“Hoy sin duda que existen algunas deudas que estamos atendiendo como corresponde, acá no se trata de pagar a cualquiera que me traiga un vale y se le debe plata, hay que demostrar que me deben esa plata. Como corresponde hemos dispuesto de un abogado que está  viendo eso, hay un trabajo que hay que hacerlo de demostrar cual es la deuda de a, b, x o z, pero hay que cerrarlo, es una parte menor. El 98,8 por ciento de la deuda se canceló, este es un club saneado hoy y equilibrado en su presupuesto anual, eso es fundamental. El patrimonio que tenemos en jugadores de fútbol es notable, eso es importante. Hemos invertido 1,3 millones de dólares, que son patrimonio del club, entre otros algunos que hemos prestado y que también trae polémica porque no se entiende, no lo hemos explicado correctamente, pero es patrimonio de CD La Serena.

“Es bueno explicarlo bien, da lo mismo si Danny Pérez pisó la Plaza de Armas de La Serena, lo que importa es que lo compró el club y lo tiene a préstamo en Huachipato, ojalá resulte un buen jugador de fútbol, que recuperemos o que podamos vender o ceder y capitalizar, quizás jugar en La Serena. José Manzaneda , jugador de Alianza Lima que pertenece a La Serena, juega en Copa Libertadores (la operación se hizo a través de empresa TwentyTwo con César Vento, gerente de los granates), imagínate si anota un par de goles y se transforma en un proyecto atractivo”.

Triangulación

-¿Resulta muy fácil caer en la triangulación?

“Lo que se entiende por triangulación, que es que un representante de jugadores utilice a un club para hacer una pantalla y esa vitrina utiliza un cascarón que sería el club, el que compre y vende es otro, es simple de dilucidar. Yo sería el genio de los pillos que me birle a todo el mundo que encontró la vuelta para hacer esto sin que me descubran. Yo no soy, primero, ningún delincuente, ningún ladrón o estafador, estoy haciendo un negocio completamente transparente, pago los impuestos que debemos pagar, asumir los compromisos, los sueldos al día, los pagos de cotizaciones al día.... Es tan injusta la critica a veces, pero hay que tomarla como viene, no es grato escuchar esas mil historias que hablan de una supuesta triangulación de jugadores en la que está Danny Pérez, eso es absurdo, ahí están los contratos que corresponden”.

-¿Es por la relación que llevan ustedes con Fernando Felicevich?

“Se dicen millones de cosas gratuitamente y livianamente. El periodismo es una linda profesión, exquisita, linda y señera que tiene un lado investigativo. Qué lindo sería que alguien investigara, si no es muy simple prender un ventilador y poner basura para que se desparrame por todas partes y se ensucie gratuitamente, eso es injusto”.

¿Eso pasa cuando el canal oficial de información ha estado cerrado?

“Cierto, ahí está la autocrítica, pero la participación de la asesoría de Twenty Two que es propiedad de Fernando está clarísima y lo explique el primer día y esta será la última, porque me aburre el tema. Lo dije con franqueza, ya que de fútbol sé tanto como mandar cohetes a la luna, vi una oportunidad y eso no es un pecado y lo mínimo que he hecho ha sido asesorarme”.

-¿En La Serena siempre negaron tener relación con Fernando Felicevich?

“Hay clubes que tienen relación con representantes de jugadores, no logro entender el asunto, pero llego a imaginármelo, deben haber algunos que fantasean con las relaciones de otra forma y que Cristian Contador no es quien es, de eso nada existe, no es así, acá hay un tremendo desafío y esfuerzo  que me ha dedicado mucho tiempo. Estamos los que estamos sacando a delante este club. No es una institución  que esté llena de ejecutivos de primer nivel que se trajeron de Holanda, estamos los que estamos, sacando esta pega adelante con mucho esfuerzo y nos ha costado un montón”.

Cuando usted me habla de un dos por ciento de compromisos pendientes, ¿ahí hay exdirectores, gente de la comunidad?

“No me gustaría entrar en detalles, porque son temas sensibles, además que quiero tratar con discreción con cada uno de ellos, les debo respeto, no quiero ponerlos en una esfera pública en la que quizás no quieran estar, acá estoy yo dando la entrevista, pero no significa que pueda hablar libremente de algo que no me han autorizado a realizar. Lo que sí puedo dar garantías de un debido proceso de cómo tratar, más allá de que esas personas estén contentas o no que me imagino que no deben estarlo, ya que su esperanza es que se les pagará inmediatamente, acá hay un compromiso de que lo que corresponde se les va a pagar, pero lo que corresponde hay que determinarlo”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X