Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El equipo de Miguel Ponce doblegó a los dragones celestes, rival directo por el descenso, con el único tanto del experimentado artillero, logrado a los 81 minutos del partido. De esta manera, el cuadro granate se aleja a 4 puntos de Colo Colo en la parte baja de la tabla, rival con el que se medirá el miércoles en el Estadio Monumental.

La premisa del entrenador de CD La Serena, Miguel Ponce, de conseguir  la mayor cantidad de triunfos para comenzar a progresar en la tabla de colocaciones, se está cumpliendo. El zurdo y sus dirigidos, sumaron en la tarde de ayer -en calidad de local- el cuarto triunfo en fila en la segunda rueda al doblegar a Iquique por la cuenta mínima.

El solitario tanto de Humberto “Chupete” Suazo, cuando se jugaba el minuto 81, permitió al elenco papayeros agregar 3 puntos a la campaña, que los aleja a 4 unidades del colista Colo Colo, y que tienen la particularidad de haberse conseguido con un rival directo en ambas tablas de la clasificación.

Zacarías López

Era un partido determinante, aunque el resultado recién se verá al término de la fecha 34 del calendario. Vencer a los Dragones permitía a los pupilos de Ponce, alcanzar las 21 unidades y quedar de la mano con cinco equipos que se mantienen entre los 22 y 24 unidades en la tabla.

No fue un partido cómodo para el cuadro local. Iquique, entendiendo lo que estaba en juego, se plantó con personalidad realizando un trabajo desgastante, mucho despliegue físico, con el constructor de sus jugadas más importantes, Gustavo Lorenzetti. 

El zurdo fue clave, guió a un equipo que se defendió con orden y no cerca de su área, por el contrario, jugó en zona de los granates, que no lograban controlar por mucho rato el balón. De esa manera se crearon un par de claras oportunidades de convertir que conjuró favorablemente el portero Zacarías López. El joven cuidatubos de los papayeros, ahogó el grito de gol rival en tres oportunidades, dos a Ramos y una a Orellana.

La Serena no se sentía cómoda con el ahogo y la presión. Su mediocampo lucía errático y aunque siempre privilegió la construcción y la elaboración, fracasó en afanes ofensivos. Pérez se convirtió en un espectador en un partido que amenazaba con emprender el vuelo y caía en las imprecisiones.

El VAR

Incluso, el cuadro local pasó zozobras con el VAR, ya que en dos ocasiones el juez Julio Bascuñán debió resolver sobre posibles faltas penales en el área de López, que luego fueron desestimadas: primero por una falta de Agüero y luego una mano de Magnasco que en muchas ocasiones eran cobradas.

Lo mejor que pudo pasar a los hombres de Ponce fue irse al descanso sin deferencias en las cifras, lo que dejaba abierta la definición para el segundo capítulo, aunque la historia no fue muy diferente. 

La Serena no lograba elaborar y su tridente de volantes no podía mantener el control. Siguieron erráticos en la entrega Valdés, Leyton y Poblete y si bien Iquique, ya no mostraba la misma profundidad del primer tiempo, no se sentía incómodo con la tenencia y la elaboración, aunque ya no profundizaba.

Las variantes en ambos equipos mostraron efectos contrarios, aunque en algo sacaron al granate de su complejidad. La presencia de Tonso y Hormazábal, quienes ingresaron en lugar de Baeza y Paredes, aportaron la frescura y compañía que necesitaba Suazo, aunque el efecto se fue diluyendo.

En medio de la refriega, una rápida contra por la izquierda de Mainero, a los 75’,  provocó el mayor desaguizado en el fondo local, aunque Matías Donoso, quien había ingresado por Ramos, malogró en la boca del arco.

Goleador innato

Y como suele ocurrir en el fútbol, los goles que no se hacen en un arco, se cobran en el otro, más si en el rival estaba Humberto Suazo.

A los 81’ tras recibir de Jaime Valdés, Suazo se internó por el carril izquierdo, buscando la diagonal al ingreso del área, recorrido en el que fue acompañado por su marcador Lucas Aveldaño, quien nada pudo hacer para impedir el remate bajo que se coló en el rincón derecho de Përez.

Iquique se quedó sin ideas. Fue un duro golpe el que recibió quedando muy poco para reaccionar. La Serena, atesoró la ventaja, se puso el overol para sacar provecho de los minutos restantes, manteniendo el balón lejos del arco de López, entendiendo de la importancia de sumar, como dice su entrenador, aunque no siempre se juegue como a todo el mundo le pueda gustar.

"Cada partido es una final"

El delantero Humberto Suazo se alzó nuevamente como la figura en la victoria 1-0 de La Serena sobre Deportes Iquique, con el único gol del encuentro que permitió a los papayeros dar un importante paso para comenzar a salvar la temporada. Recalcó que había sido un partido muy complicado, porque Iquique igual se jugaba sus opciones. Sin embargo, reconoció que con trabajo se logran los objetivos, “necesitamos tranquilidad, el equipo ha trabajado a conciencia, sabiendo las dificultades que tenemos para sumar puntos, hoy se está viendo un equipo jugando como si fuera una final, hoy fue un partido difícil pero pudimos lograrlo”, indicó al CDF.

Ante el hecho de volver a jugar en el Monumental ante Colo Colo, el próximo partido, precisó que, “más que todo estoy agradecido de Colo Colo. Ahora me toca jugar de contrario, pero me siento muy contento, muy feliz acá, disfrutando cada momento con mucha responsabilidad y ayudando al equipo a lograr los resultados”, señaló Suazo

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X