Crédito fotografía: 
Internet / Referencial
Hoy, el expresidente de Argentina regresó a la Clínica Las Condes para hablar por primera vez con su hijo Máximo Menem tras la operación del viernes

El expresidente de Argentina Carlos Menem pudo ver este sábado a su hijo Máximo, de 14 años, que el viernes fue operado de un tumor cerebral y evoluciona favorablemente, según los médicos que lo atienden.

"Hablamos largo rato y le dije que lo esperaba en Buenos Aires, así que espero que vaya. Es una criatura maravillosa, quiere mucho a su familia", comentó Carlos Menem.

Consultado si vio a su exesposa, de quien está distanciado desde que se divorciaron, hace algunos años, Menem señaló que "su madre por supuesto estaba ahí",

"Están dadas todas las circunstancias para que cuando (Máximo) salga siga siendo feliz. Los niños todos son felices, pero los niños que son internados y salen bien, redoblan su felicidad", añadió Menem. 

En tanto, May Chomalí, directora médica de la clínica Las Condes, dijo que Máximo Menem fue sometido a una cirugía de seis horas el viernes, agregando  que el menor pasó "una muy buena noche, despertó muy bien" y que un examen neurológico a que fue sometido este sábado "salió muy bien".

"Le van a quitar algunas medicaciones, está con anestésicos y de seguir su evolución, mañana podría ser trasladado desde la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) pediátrica, en la que permanece, a la Unidad de Tratamiento Intensivo (UTI)", explicó la facultativa.

El adolescente "está tranquilo y su mamá también", añadió Chomalí, que aunque reiteró que el menor "está mejor de lo que esperaba", recalcó que no se puede anticipar cuándo será dado de alta.

Carlos Memem, en su diálogo con los periodistas, manifestó también su interés en estrechar los lazos con su hijo menor, a quien ha visto sólo esporádicamente hasta ahora.

"Todo depende de que de vez en cuando vaya por Buenos Aires. Yo cuando vengo a Chile me siento muy feliz. La verdad es que amo a Chile, y no lo digo porque estén ustedes acá", comentó el exmandatario, que debió solicitar un permiso judicial para viajar a Chile, porque en su país es indagado por el presunto entorpecimiento del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires, que dejó 85 muertos en 1994.

"Chile siempre ha sido un lugar excepcional para mí, no se olviden que estuve casi un año aquí, prácticamente exiliado. Ahora vengo en plena libertad", aseguró

Respecto de la última visita de Máximo a Buenos Aires, donde afirmó que su familia argentina le había "cerrado las puertas", Menem enfatizó: "Cuando va a Argentina, siempre me busca a mí, así que yo no le voy a cerrar la puerta. Es mi hijo".

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X